El Mito del Fitness que Puede Arruinar tu Entrenamiento

Me imagino que has escuchado la famosa frase de que “sin sacrificios no hay resultados”, muchas personas se torturan entrenando, buscan sentir dolor para estar satisfechos o sentir un agotamiento intenso para acabar bien con su ejercicio. Muchos otros los conocen como “no pain, no gain”. Sin embargo, todo esto es producto de un falso mito del fitness que debemos erradicar, ya que no tienes que sufrir para ver resultados. Claro está que hay que trabajar realmente fuerte y duro, pero de una forma inteligente y programada para no arruinarse la vida.

Desafortunadamente, este falso mito o creencia puede afectarnos mucho más de lo que parece, ya que a nadie le gusta entrenar como si fuera una tortura medieval. Soy de los que piensan de que si siempre se tienen que sufrir al entrenar, entonces hay que reevaluar completamente las prioridades del entrenamiento, porque simplemente lo único que vas a lograr es una lesión.

Por ejemplo, muchas personas que quieren adelgazar a veces pasan de no hacer absolutamente nada, a hacer todo, y esto no sólo se vivirá como una mala experiencia y una obligación para obtener el objetivo de perder peso, sino que puede lesionar a la persona e interrumpir el mismo entrenamiento.

Observo a muchos que quieren correr todos los días, montar bicicleta los fines de semana, acuden al CrossFit o al gimnasio 5 días a la semana y tratan de realizar cualquier tipo de actividad física que puedan realizar para poder alcanzar sus metas de perder peso. La realidad es que es demasiado ejercicio, y si la mentalidad cae en “sin sacrificios no hay resultados”, entonces es una receta fácil para el desastre.

Por todo esto, lo mejor en todos los casos es no vivir y no tratar de ver al entrenamiento o al ejercicio físico como un sufrimiento. La verdad es que podemos obtener mejorías y seguramente más avances positivos, si todo se hace de una forma inteligente y planificada con anticipación.

Muchos de los que somos físicamente activos y tenemos el hábito y la disciplina de estar en movimiento, sabemos de qué se trata, pues nos gratifica entrenar, nos divierte o nos da placer, por eso tenemos continuidad y lo hacemos regularmente. Todo esto sumado a la experiencia de años y uno logra conocer y entender realmente como funciona su cuerpo.

Recuerda siempre que no es cierto eso de que “entre más ejercicio se realice, es mucho mejor”, ni mucho menos en el “sin sacrificios no hay resultados”. Tiene que haber sacrificios, pero planificados con inteligencia y balance. Si no sabes realmente que hacer, busca la ayuda de un profesional que te pueda guiar y enseñar acerca de todo en cuanto a entrenamiento y alimentación, todo ajustado a las metas que quieras lograr. Pero nunca sigas un mito del fitness, ya que lo único que va causar es arruinar tu vida, tu entrenamiento y confundirte aún más.

Relacionado: Señales de Fatiga Muscular

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *