LOS 4 PRINCIPIOS FUNDAMENTALES DEL ENTRENAMIENTO

Para realmente sobresalir y tener éxito en el gimnasio o en el Crossfit, debes seguir estos 4 principios básicos del entrenamiento de resistencia con pesas:

1. EL PRINCIPIO DE LAS DIFERENCIAS INDIVIDUALES

No todas las personas pueden entrenar de la misma manera. Por eso es que siempre digo que no es bueno copiar lo que ves en internet o lo que hace el hombre fuerte del gimnasio. A medida que uno gana más experiencia con el entrenamiento, la habilidad de recuperación de las rutinas cambia, y las ganancias que uno hace en cuanto a fuerza, músculo y rendimiento evolucionan. Muchas personas son ganadores rápidos y muchos otros son ganadores lentos; la mayoría es una combinación de ambas. La genética, experiencia, edad, lesiones, sueño, suplementación, alimentación, estrés, agudeza mental y muchos otros factores ambientales van a influenciar en como una persona se adapta al estrés.

2. EL PRINCIPIO DELA SOBRECOMPENSACIÓN

Este es un principio muy simple, pero muchas veces sobreestimado por muchos. Es un mecanismo de supervivencia que está en nuestro ADN y fue construido por nuestro creador. En otras palabras, la forma como el cuerpo humano se adapta al estrés y se correlaciona en la fuerza. Por ejemplo, los callos de tus manos y las cicatrices son un vivo ejemplo de esto. Simplemente es el cuerpo que trata de curarse a sí mismo tan eficientemente como se pueda. Cuando pones una cierta cantidad de estrés en tus músculos, ellos se sobrecompensan haciéndose más grandes y fuertes como un mecanismo de defensa natural.

3. EL PRINCIPIO DE LA SOBRECARGA

Este principio establece que el entrenamiento debe hacerse más intenso progresivamente. Esto significa hacer más series, repeticiones, descansos cortos de tiempo, peso adicional, incremento de la frecuencia de entrenamiento, etc. Si no estás sobrecargando constantemente tu entrenamiento, estás solamente manteniéndote. Recuerda tratar de evolucionar siempre.

4. EL PRINCIPIO DE LA DESCARGA

Realizar más ejercicio no es siempre lo mejor, porque lo ideal es que gradualmente sobrecargues tu entrenamiento. Los periodos de entrenamientos intensos deben ser seguidos por entrenamientos de baja intensidad o periodos de descargas. Muchas personas llaman a esto “recuperación activa”. Por ejemplo, después de entrenar intenso por 6 semanas seguidas es indispensable tomarse una semana de baja intensidad. En otras palabras, vas a realizar entrenamientos con menos pesos y sin causar tanto daño muscular. Muchas personas se toman una semana libre de ejercicios, mientras que otros solo realizan ejercicios corporales o practican deportes al aire libre. Esto sirve para darle al cuerpo el descanso necesario para prepararlo para otro ciclo de entrenamiento intenso.

Así que ya sabes, sigue estos 4 pilares fundamentales del entrenamiento para que puedas alcanzar tus metas de manera más rápida y efectiva.

DE INTERÉS: LEYES DEL ENTRENAMIENTO DE FUERZA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *