Dos Cosas Que Debes Saber

Todavía me acuerdo cuando empecé a realizar ejercicios. Estaba en la escuela y lo único que hacía era un par de lagartijas o pechadas y nada más. Me sentía un súper hombre, pero estaba totalmente equivocado. El camino ha sido muy difícil y todavía lo sigue siendo muchas veces. De cualquier forma, te voy a presentar dos cosas que me tomaron un par de años en saber. Te las menciono para que no cometas los mismos errores que yo cometí, y sobre todo, para los principiantes de gimnasio y de CrossFit. Aquí les va, así que presten mucha atención:

1. ENTRENA EN TODOS LOS RANGOS DE REPETICIONES

Todos desarrollan una preferencia de como entrenar, y también en el número de repeticiones que van a realizar. Hay muchos que les gusta entrenar pesado con pocas repeticiones en los ejercicios compuestos por los beneficios en cuanto a fuerza y densidad muscular que se pueden adquirir. Hay muchos otros que prefieren el llamado “pump” que brindan las repeticiones altas con poco peso. De cualquier forma, ten en cuenta que cada rango de repetición tiene sus beneficios, especialmente cuando hablamos de crecimiento muscular.

Para obtener mayores músculos, hay que entrenar el cuerpo de manera holística. En otras palabras, como un todo. Como regla principal uno debe pasar 1/3 de su entrenamiento haciendo repeticiones en el rango de 2-6, otro 1/3 del entrenamiento en el rango de 7-12 repeticiones y el otro 1/3 del entrenamiento con repeticiones de 13 o más.

De esta forma aseguras que tus músculos estén creciendo en todas las formas posibles imaginables y cada tipo de fibra muscular sea estresada eficientemente para lograr la hipertrofia.

2. AL PRIMER SÍNTOMA DE TENDINITIS, PRÉSTALE CUIDADO

Lo mismo pasa con cualquier tipo de lesión deportiva. Pero la tendinitis en particular es un pequeño diablillo con el cual hay que jugar. Los tendones son una parte del cuerpo, más específicamente, del tejido muscular que, a diferencia de la parte roja del músculo, son duros y no flexibles. Los tendones unen diferentes músculos y tienen un color entre blancuzco y amarillento, lo cual los diferencia del resto del tejido muscular. Además, los tendones también conectan al músculo con el hueso, por lo cual lesiones en algunas regiones del cuerpo como los tobillos, talones, rodillas u hombros son lesiones que se generan específicamente sobre los tendones más que sobre el tejido muscular rojo.

Por lo tanto, cada vez que realizas algún tipo de ejercicio ya sea con barra, mancuernas, pesas rusas, ligas, máquinas, etc., estás estresando inevitablemente todos los tendones al igual que los músculos.

A caso no has notado cuando empieza un dolor de esta clase, que lo único que uno sigue haciendo es entrenar. Es algo ilógico y estúpido, pero por alguna loca razón uno sigue entrenando creyendo que no le va a pasar absolutamente nada.

Una vez que la inflamación aparece en un tendón, tiende a propagarse y demora mucho en curarse. Pero si uno toma conciencia de este tipo de dolor de forma temprana, se puede curar relativamente fácil y rápido.

El viejo dicho anglosajón que dice que “una onza de prevención vale más que una libra de cura”, se aplica perfectamente con la tendinitis. Recuerda que en vez de tratar de ser un “súper-macho-cyborg” con el ego en las nubes, que sigue trabajando intensamente (no pain, no gain), es mejor usar una combinación de descanso y hielo para tomar cuidado de la tendinitis cuando aparecen los primeros síntomas.

Así que ya sabes, ten en cuenta estos dos consejos que te doy para que puedas seguir disfrutando de muchos años más de entrenamientos.

De Interés: Músculos Para Los Principiantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *