UN VERDADERO HOMBRE DE ENTRENAMIENTO

un_verdadero_hombre_de_entrenamiento

1. Si puedes recuperarte, entrena tan frecuente como te sea posible.

A mí me gusta entrenar cualquier día y a cualquier hora. Todo depende de mi tiempo, estado de ánimo y energía. Pero la mayoría de los seres humanos tienen horarios fijos. Para estas personas lo recomendable es entrenar 4 días a la semana (lunes, miércoles, jueves y sábado). De esta forma obtienes más días de descanso y te recuperas más fácilmente.

En cambio, si viviéramos en un mundo perfecto de entrenamiento, “nos despertaríamos, desayunaríamos, pasearíamos, iríamos al gimnasio, nos alimentaríamos el resto del día, nos mantendríamos lejos del estrés, pasaríamos más tiempo con nuestras novias (tu sabes para liberar algo de vapor), descansaríamos, dormiríamos y repetiríamos todo de nuevo. Lo que yo llamo el círculo vicioso de la victoria.

Pero la realidad es que solamente podrías hacer esto si estuvieras desempleado con mucha plata en el banco, fueras un atleta profesional o como diría mi gran amigo Chaly: “si fueras un man jat”.

2. El chico que pesa 150 libras tiene una mejor razón para entrenar los bíceps que el que pesa 180 libras.

Esto es verídico. El chico de 150 libras va a realizar el ejercicio y va a tener resultados. Además, se va a motivar para seguir entrenando fuertemente. Todo esto es muy bueno ya que después puede concentrarse para llegar a la meta de pesar las 180 libras.

Muchas personas hoy en día, con todo esto de los ejercicios funcionales, evitan el trabajo directo para los brazos. Pero sabes qué? La verdad es que no necesitas hacer un curl de bíceps para llegar a tener los brazos grandes y fuertes. Pero si quieres un par de brazos que no luzcan común y corriente como todos los demás, entonces probablemente necesitas algo de trabajo directo para tus amados pistones.

3. Los hombres solo quieren lucir como un verdadero macho alfa.

Esto es algo muy bueno y no hay nada de malo con esto. Es lo que yo llamo: “pura evolución natural-animal”. El hombre que sobresale del promedio puede entrar a un gimnasio o al box de CrossFit con su t-shirt puesto y sabe que luce mejor que el 99% de los que están entrenando. Es más, me atrevería a decir, que todos los demás notan y observan que entrenas fuerte y cuidas tu dieta. Esto es lo que debes buscar. No seas como el hombre promedio que solo observa y comenta en voz baja. Trata de que cuando te vean de cualquier ángulo, que sepan que debajo de ese t-shirt no hay un hombre común y corriente. Entrena fuerte para lograr la armadura de un verdadero macho alfa.

Recuerda esto: “Hasta los 25 años de edad, el hombre bajo las circunstancias adecuadas, cree que es el sabelotodo más malo del mundo. Pero al mismo tiempo durante esta etapa, el aura de invencibilidad empieza a desaparecer. Uno se da cuenta que debe tomar control de su vida y de todas sus acciones. Simplemente hay que trabajar un poquito más fuerte para llegar a ser un verdadero hombre de entrenamiento”.

RELACIONADO:BÁSICO Y LETAL – ENTRENAMIENTO DEL PASADO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *