DOS TIPOS DE GRASAS QUE AUMENTAN LA TESTOSTERONA

Entre más grasas consumas, más testosterona producirás de manera natural. Esto es algo básico y un hecho irrefutable de la fisiología humana. Por supuesto, que si consumes grasas todo el día o ingieres el tipo inadecuado de las mismas, muy rápidamente vas a engordar y afectar tu salud, y no vas a recibir ningún beneficio para aumentar la gran hormona “T”.

La grasa corporal es el principal repositorio de la aromatasa, la enzima que convierte la testosterona en estrógeno. Mucha acumulación de grasa corporal, significa mucha aromatasa. Mucha aromatasa equivale a una producción de testosterona pobre.

Claro está, que no te puedes volver loco comiendo todas las grasas existentes. Las grasas que incluyes dentro de tu dieta deben ser escogidas sabiamente, ya que está comprobado científicamente que ciertas grasas ayudan a elevar los niveles de testosterona más que otras.

El aceite de coco orgánico y el aceite de oliva extra virgen ayudan a incrementar la actividad de ciertas enzimas que involucran la producción de testosterona.

Que quiere decir esto?

Si eres un atleta y quieres gozar de mayor fuerza, salud, mayor masa muscular y menos grasa abdominal, debes de incrementar tus niveles de testosterona de manera natural. Cómo hacer esto? Simplemente cocina con los dos tipos de aceites que te mencioné. Añádelos a tus batidos de proteínas, puedes agregarle aceite de oliva extra virgen a todas tus ensaladas, puedes ponerle aceite de coco a tu café mañanero o los puedes consumir entre comidas. Es una forma fácil te ayudar a tu cuerpo a producir más testosterona de una forma natural.

DE INTERÉS: 7 CONSEJOS PARA AUMENTAR TU TESTOSTERONA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *