Combate la Inflamación y Mejora Tu Salud

Hay dos tipos de inflamación, la aguda y la crónica. La primera es importante ya que ayuda a sanar el cuerpo de manera natural, como por ejemplo cuando te cortas un dedo con un cuchillo. La segunda puede llevarte a sufrir de artritis, condiciones cardiacas y hasta resistencia a la insulina.

La realidad es que vivimos en una era demasiado estresante donde el trabajo y las redes sociales nos consumen, llevamos malas relaciones de pareja, poco ejercicio, una alimentación pobre, pocas horas de sueño. Todo esto es una receta pro-inflamatoria, y casi no hacemos nada para mejorar esto.

Uno puede modificar ciertas cosas en la vida de una para combatir la inflamación que nos está dañando la salud. Esto involucra modificaciones específicas alimenticias, adaptación de suplementos alimenticios de calidad y manejo del estrés, así como una buena higiene de sueño.

¿Cómo Puedes Mejorar Esto?

Aunque no lo creas, lo mejor que puedes hacer para mejorar tu salud y cortar la inflamación en tu cuerpo es cuidar lo que comes diariamente. Por ejemplo, si de verdad quieres mejorar todo tu cuerpo, e incluso perder grasa y hasta verte mejor sin ropa, entonces debes eliminar todo el azúcar y alimentos procesados de tu vida.

Las comidas rápidas y altamente procesadas por lo general contienen grasas trans, que han sido asociadas directamente con un incremento de la inflamación sistemática en el cuerpo humano. Además, todas las comidas que ingieras afectan directamente tu rendimiento deportivo, tu estado mental, la función digestiva, tu estado de ánimo y hasta tu sueño.

Elimina por completo estas comidas durante 30 días y mira como tu cuerpo se empieza a sentir, sobretodo, con tu digestión. Realiza esto dos meses seguidos y vas a empezar a mejorar tu salud de forma definitiva. No te compliques demasiado. Vas a comer simple comida casera. La comida que te hacía tu mamá o tu abuela cuando estabas niño.

Carnes magras, vegetales variados, frutas y carbohidratos complejos como el arroz blanco, avena, papa dulce y demás. Elimina todo el pan, harina, trigo, dulces, azúcar, galletas, pasteles, helados, sodas, jugos y bebidas artificiales, jugos light y hasta la leche. Es tan solo por 30 días seguidos. Esto te ayudará a que tu cuerpo se empiece a nutrir de verdad y acostumbres a tu sistema digestivo a la comida de calidad, o sea, que las bacterias buenas de tu cuerpo se alimenten de comida verdadera y no de azúcar y otros alimentos altamente procesados. Con el tiempo vas a perder la ansiedad de comer comida chatarra y tu cuerpo y mente van a empezar a querer comida casera natural.

Otra cosa que puedes hacer para combatir la inflamación es consumir un suplemento de alta calidad de omega-3 o aceite de pescado. Está comprobado científicamente que es un potente agente para reducir la inflamación. Hay muchos estudios científicos que validan su uso. Además, para las personas interesadas en ganar masa muscular y perder grasa, el aceite de pescado es esencial. Tienes un complemento alimenticio totalmente bueno para tu cuerpo.

Así que ya lo sabes. Elimina por 30 días seguidos todas las comidas procesadas y el azúcar de tu vida e ingiere un aceite de pescado de alta calidad. Así se empieza de verdad a combatir la inflamación y mejorar tu salud.

Relacionado: Duerme y Reduce el Estrés

CB_EN_300x300_USABanner_Cutting1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *