Tip # 222: Una Forma Diferente de Entrenar Tus Pantorrillas

Pantorrillas, gemelos o como quieras llamarles es un departamento que muchas personas evitan porque no saben cómo ejercitar este grupo muscular de forma eficiente o porque simplemente les da pereza y no le toman importancia como otras partes del cuerpo. Esto lo puedes observar en cuerpos esculturales de mujeres y de muchos hombres.

Quieres empezar a desarrollar esas piernas y lograr más definición muscular? Entonces presta mucha atención al consejo que te voy a presentar a continuación.

Alguna vez has visto las piernas de las personas obesas? Absolutamente todos tienen pantorrillas grandes debido a que tienen que “rebotar y absorber” su gran peso cuando caminan de forma regular. Yo lo llamo “pasos de poder” ya que el cuerpo tiene que hacer un gran esfuerzo muscular para mover su masa corporal. Esto también suele pasar con los que hacen danza, baile o ballet artístico. Sus pantorrillas causan envidia. Al pasar tantas horas, días, semanas, meses y años haciendo movimientos de puntillas, se desarrollan los músculos de gemelos de una forma excepcional creando una gran estética que hace que la mayoría de las personas que van al gimnasio sientan celos.

Ahora bien, sabido esto vamos aplicar este efecto para tu entrenamiento de pantorrillas para que sea realmente efectivo. Lo que vas a realizar es agarrar un par de mancuernas o pesas rusas en cada mano y vas a caminar de puntillas a lo largo del gimnasio, en tu casa o en el parque. Tan simple como eso.

Te preocupa cómo te van a ver los demás? Entonces sigue luciendo pantorrillas patéticas que se asemejan a dos lápices de madera. Pero si de verdad quieres crecer tus pantorrillas, agarra dos mancuernas pesadas y ponte a caminar de puntillas.

Este tipo de entrenamiento es ideal para tu casa. Puedes agarrar dos galones de agua, bolsas o dos objetos pesados si no tienes mancuernas. El peso tiene que ser algo desafiante. Puedes empezar caminando 10 pasos hacia adelante y luego vuelves caminando hacia atrás. Poco a poco incrementa la distancia de los pasos o puedes caminar de puntillas por ejemplo por 45-60 segundos seguidos. Descansas dos minutos y vuelves a repetir por las series que sean necesarias. Incluso, puedes hacer este entrenamiento unos cuantos minutos seguidos todos los días por 30 días seguidos para desarrollar los músculos de tus pantorrillas de una forma inusual pero altamente efectiva. Cuando comiences a recibir halagos de tus piernas, sabrás que el entrenamiento ha dado sus frutos. Has la prueba y saca tus conclusiones.

Relacionado: Brazos Grandes y Fuertes

CB_EN_300x250_Banner_ClenbutrolProduct10

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *