LA RESACA, EL ENTRENAMIENTO Y TU SALUD

la_resaca_el_entrenamiento_y_tu_salud

Una salida el fin de semana con los amigos se siente incompleta sin un par de pintas primero. Y como dice Julio Iglesias: “Y tú lo sabes”! Es una rutina normal hoy en día. Forma parte de la sociedad en que vivimos. El alcohol se ha vuelto una parte integral en el estilo de vida moderna de varias áreas demográficas y en diferentes tipos de población alrededor del mundo.

Muchas personas solo se toman unos cuantos tragos y terminan con resaca al día siguiente (alzo la mano). Pero desconocido para muchos, no solo son los alcohólicos que se encuentran en riesgo; una sola resaca puede afectar tu salud en más de una forma.

EFECTOS MAYORES

Una sola resaca de fin de semana puede afectar los órganos principales de tu organismo incluyendo tu cerebro, corazón, hígado y el páncreas. El alcohol afecta la habilidad del cerebro en transmitir las señales entre las diferentes células de tu cuerpo, lo que resulta en una pobre coordinación motora e interrumpe el sueño, estado de ánimo y la función cognitiva.

Es más, una sola resaca o “goma” como le decimos en nuestro país, es suficiente para causar estragos en la forma que funciona el corazón. Demasiado alcohol en el cuerpo hace que el corazón palpite irregularmente o funcione demasiado rápido. También es común padecer de deshidratación, ya que el alcohol hace que el cuerpo pierda agua más rápido de lo normal.

Se necesita una sola “borrachera” en una noche loca para sacar de balance al hígado y al páncreas, y poner en peligro la función metabólica del cuerpo.

SABER CUANDO PARAR

Muchas veces es inevitable. Así que antes de que te vuelvas loco en la fiesta bebiendo champagne, Patrón Café y Jägermeister al estilo de Wiz Khalifa y Jay-Z, recuerda parar antes que sea demasiado tarde. Cómo saberlo? Solo tú lo puedes saber. Ya eres un adulto. Pero cuando pares, relájate y bebe mucha agua. Recuerda el precio que tienes que pagar al día siguiente (algunas veces es más de un día) para poder recuperarte y seguir de vuelta con tu programa de entrenamiento. Y como todo en la vida, la moderación es la clave.

DE INTERÉS: EVITA EL ALCOHOL Y CREA MÚSCULO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *