Una Realidad Que No Todos Entienden

El siguiente extracto lo tomé de una red social, y me pareció muy interesante por el solo hecho de que es algo que muchas personas no conocen en realidad, porque no se habla mucho al respecto, ni tampoco es algo te enseñan en el colegio. Creo que es un tema controversial que causa miedo en todas las personas, sumado la ignorancia de nosotros los seres humanos que creemos que tenemos un conocimiento absoluto e infinito acerca de todas las cosas. Espero les guste y reflexionen acerca de esto:

«La GENTE MUERE y queda todo ahí,
los planes a largo plazo,
las tareas de la casa,
las deudas con el banco,
las propiedades,
las joyas,
el coche nuevo que compré para tener estatus.
La GENTE MUERE sin siquiera guardar la comida en el refrigerador,
todo se pudre,
la ropa se queda colgada
o puesta en su lugar.
La GENTE MUERE,
se disuelve toda la importancia que pensábamos que teníamos,
la vida continúa,
las personas superan tu ausencia
y siguen sus rutinas cotidianas normalmente.
La GENTE MUERE y todos los grandes problemas que creíamos que teníamos se transforman en un inmenso vacío.
Los problemas viven dentro de nosotros.
Las cosas tienen la energía que ponemos en ellas y ejercen en nosotros la influencia que permitimos.
La GENTE MUERE y el mundo sigue siendo caótico,
como si nuestra presencia o ausencia no hiciera la menor diferencia.
En realidad, no lo hace para nada.
Somos pequeños, pero prepotentes.
Vivimos olvidando que la muerte siempre está al acecho.
La GENTE MUERE, pues así es:
un parpadeo y al otro ya estás muerto.
El perro es donado y se aferra a los nuevos dueños.
Los viudos se casan nuevamente,
andan de la mano,
van al cine,
se divierten y te olvidan.
La GENTE MUERE y somos rápidamente reemplazados en el puesto que ocupábamos en la empresa.
Las cosas que ni siquiera usamos,
son donadas,
algunas son tiradas a la basura.
Cuando menos esperamos,
LA GENTE MUERE.
Así como nacen personas todos los días, así mismo mueren igualmente todos los días.
Por otra parte, ¿quién espera morir?
Si la gente esperase por la muerte,
tal vez vivirían al máximo y mejor.
Tal vez usarían su mejor ropa hoy,
usarían su mejor perfume,
viajarían hoy mismo,
tal vez la gente comiese el postre antes del almuerzo.
Tal vez la gente esperase menos de los demás, si la gente esperase por la muerte,
tal vez perdonarían más,
reirían más,
apreciarían la naturaleza,
tal vez valorarían más al tiempo y menos al dinero.
Si la gente tuviera conciencia de que pueden partir de este mundo en cualquier momento,
tal vez entenderían que no vale la pena entristecerse con las cosas banales,
y escucharían más música,
y bailarían aun cuando no lo sepan hacer bien.
El tiempo vuela.
A partir del momento en que la gente nace,
comienza el viaje veloz con destino al fin,
y aún hay quienes viven con prisa!
Sin darse el regalo de percibir,
que cada día más es un día menos,
porque la gente muere todo el tiempo,
poco a poco y un poco más,
cada segundo que pasa.

Entonces te pregunto lo siguiente:

¿Qué estás haciendo con el poco tiempo que te queda?”

Relacionado: 15 Reglas Para Vivir Mejor

CB_EN_250x250_Banner_FemaleFriendly1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *