Tu Nutrición Básica Empieza Aquí

nutricion_basica

A continuación te voy a presentar 4 puntos básicos para los que quieran mejorar su alimentación de una forma sana, simple y sin riesgos:

1. LOS REQUERIMIENTOS NUTRICIONALES SON INDIVIDUALISTAS

Todos los seres humanos vivimos diferentes vidas, tenemos diferentes niveles de actividades físicas, metas diferentes, diferentes preferencias en comidas, y otros simplemente no pueden comer cualquier cosa ya que son alérgicos a muchos alimentos.

Todo esto nos lleva a la siguiente pregunta: Cómo puede haber una dieta mágica? Bueno mi querido lector, tengo que decirte que eso no existe. La verdad es que todo se trata de ensayo y error cuando queremos mejorar nuestra salud y alimentación. No hay nada de malo con esto. Es parte de la travesía, y le debemos dar el tiempo necesario para saber qué es lo que funciona. No esperes ver cambios en 2 semanas. Crea una meta. Por ejemplo, trata la nueva dieta en un período de 6 a 8 semanas y saca tus conclusiones. Los cambios requieren tiempo, así que enfócate y mantén la disciplina, que al final si eres constante, lograrás tus objetivos.

2. LA MODERACIÓN ES LA CLAVE – NO TE VAYAS A LOS EXCESOS

Para saber realmente lo que te funciona debes empezar por una línea base y hacer modificaciones poco a poco. No necesitas eliminar por completo los carbohidratos y ni dejar de comer toda la comida normal que has ingerido toda tu vida. Las modificaciones pequeñas en tu dieta pueden resultar a la larga la mejor manera para lograr el éxito. Por ejemplo, si desayunas pan blanco y jugo, trata de cambiarlo por pan integral y eliminar ese jugo envasado. Es un cambio a la vez, y es la mejor forma de empezar para no volverse loco. Si te vas por el camino drástico, en una semana vas a estar comiendo como antes.

3. NO HAY ERRORES GRANDES

Comer sano, ganar masa muscular magra, quemar grasa abdominal y mejorar tu rendimiento no son cosas que logras en solo una semana. Recuerda que la suma de todo es más importante que las partes. En otras palabras, esa galleta que quieres comerte que no está dentro de tu plan de dieta, está más que bien, siempre y cuando no abuses. De hecho, no te sientas culpable y mal por hacerlo. Es el peor error que puedes cometer. En cambio, trata de comer alimentos sanos, pero no dejes que la comida se apodere de ti. Si se te antoja algo, ve por ello, pero recuerda no abusar.

4. LOS SUPLEMENTOS SON BUENOS

Los suplementos se crearon para “suplementar” la alimentación, no para sustituirla. Esto es, si los usas correctamente. Tu base primordial debe ser la comida. Cuando ya la tengas establecida, puedes empezar con ciertos suplementos alimenticios. Si no te gustan, te caen mal y te enferman o simplemente no van de la mano con tus metas, entonces no son para ti. No te dejes engañar por vendedores entrenados y por la publicidad. Busca alguien de confianza con amplia experiencia y que te pueda ayudar. Siempre recomiendo lo básico y lo que realmente funciona. Prueba con un multivitamínico, un buen batido de proteína, un omega-3 y una simple creatina. Dependiendo de la dieta y de cada persona, también es bueno tomar un probiótico y una bebida verde (green food) que es una mezcla de vegetales, hierbas y frutas. Con esto es más que suficiente y es lo que realmente necesitas. Recuerda que la comida es lo principal y se encarga de todo.

Así que ya lo sabes. Sigue estas 4 reglas básicas dentro de alimentación y podrás lograr tus metas de una forma más fácil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *