Recuperación y Rendimiento con Esta Técnica

Con la popularidad de los entrenamientos funcionales y de alta intensidad que se han disparado como cohetes en el mundo del fitness y de los deportes hoy en día, no es de esperarse que la mentalidad del “más es mejor” prevalezca por todos lados.

Hoy más que nunca, los entusiastas del alto rendimiento y deportistas sufren de niveles extremadamente pobres de recuperación, lo que los deja con altos niveles de fatiga, propensos a lesiones y con cansancio sistemático generalizado.

Mientras que la mayoría de los críticos de este tipo de entrenamiento de alta intensidad culpan al propio entrenamiento como el origen del problema, hay algo más complejo que el sobre-entrenamiento y las largas horas con las rutinas que las personas pasan en los gimnasios comerciales y en los box de CrossFit.

Entre más sigo aprendiendo y escuchando a los verdaderos expertos entrenadores, creo firmemente que la industria del fitness no tiene un problema con lo que muchos denominan sobre-entrenamiento muscular, pero más bien un problema complejo y multifactorial de una pobre y muy baja recuperación.

Este proceso multifactorial es el centro o núcleo para poder entender lo que realmente es la recuperación. El mismo está compuesto por tres elementos principales:

• Entrenamiento
• Nutrición / alimentación
• Estilo de vida

Cada uno de estos tres elementos trabaja en conjunto y se complementan para mejorar el proceso general de recuperación. Y mientras que el entrenamiento parece ser el chivo expiatorio común para la mayoría de las lesiones, el desgaste sistemático y el desarrollo de las relaciones disfuncionales con la salud mente y cuerpo forman parte de la ecuación. Por eso es que también hay tomar en cuenta el estilo de vida de la persona y la alimentación.

No importa que tan bien este diseñado y ejecutado la rutina de entrenamiento, así como también el plan nutricional que uno lleva, cada uno de estos factores se convierten en altamente dependientes del estilo de vida que lleva cada persona, especialmente con todo lo que tiene que ver con el ciclo del estrés.

Cuando damos un paso hacia atrás y observamos el potencial para mejorar el proceso de recuperación a fin de maximizar la intensidad, la frecuencia y el volumen del entrenamiento para lograr un objetivo o mejorar una métrica física, primero debemos poner lo primero. Y en este caso, el sueño, el estrés, la hidratación, la nutrición y el bienestar mental / emocional no pueden pasarse por alto o subestimarse. Para maximizar el inmenso beneficio de implementar el sistema de recuperación de rendimiento en sus protocolos de entrenamiento diario y semanal, es imperativo que se tenga una evaluación honesta y objetiva de los fundamentos actuales de estrés, estilo de vida y nutrición que cada uno lleva.

El sistema o técnica que te voy a presentar a continuación es algo tan simple de hacer para eliminar el estrés en general, pero que la mayoría de las personas lo evitan por eso mismo, porque piensan que algo tan simple no puede funcionar. El ser humano se complica con todas las cosas en la vida y con él entrenamiento, y en este caso es todo lo contrario.

La alimentación y el entrenamiento juegan un papel importante, pero como lo mencionado arriba, más y más personas se encuentran estresados a un nivel mucho mayor y esto tiene que ver con el estilo de vida. Súmale a eso el entrenamiento intenso (que es más estrés para el cuerpo) y tienes una receta para el desastre. Por eso es que esta técnica va dirigida especialmente para relajar el sistema nervioso central producido por el entrenamiento y por el estilo de vida que uno lleva.

RECUPERACIÓN CON LA RESPIRACIÓN

¿Cómo recuperarse más rápidamente para entrenar más fuerte y entrenar a una frecuencia más alta? Simplemente vas aplicar una técnica de respiración o relajación. Esto es lo que vas a realizar:

1. Una vez que hayas terminado tu entrenamiento, inmediatamente vete a un lugar tranquilo y sin mucho ruido de tu casa o gimnasio.
2. Agarra una silla o banco y colócate con tu espalda y cabeza sobre el suelo y las piernas por encima del banco o silla en ángulo de 90 grados.
3. Pon tus manos a los lados en posición de 5 y 7 como las manecillas del reloj. Las palmas de las manos deben mirar hacia arriba.
4. Cierra tus ojos y relaja todo el cuerpo de la tensión y estrés. Tu mente debe de estar en blanco.

Desde esta posición, deberías poder relajar cada músculo de tu cuerpo para permitir que tenga lugar una respuesta totalmente pasiva. A partir de aquí, nos enfocaremos en un solo movimiento, el de tu respiración con el siguiente ritmo y tempo:

• Inhala por la nariz en 3-4 segundos
• Mantén la respiración 2-3 segundos
• Exhala el aire lentamente por tu boca durante 6-8 segundos
• Mantente sin aire por dos segundos y luego vuelves a repetir esta secuencia

El enfoque principal con el tempo de la respiración es inhalar y exhalar lentamente bajo control. Dado que la mayoría de los atletas y levantadores tienen problemas para reducir la ansiedad y estrés especialmente en presencia del hierro, el uso de tempos específicos puede ser muy útil cuando se adopta inicialmente esta estrategia de recuperación de la respiración.

¿Cómo sabes que está funcionando esto? Deberías sentir una sensación de calma instantánea en todo tu cuerpo después de que hayas terminado con una ronda de esta respiración.

¿Cuándo utilizar este sistema de respiración para recuperación y relajación total? Lo vas a realizar cada vez que termines de entrenar, o sea, inmediatamente. Trata por lo menos de hacerlo por 5-15 minutos seguidos. Para maximizar la recuperación a un nivel mucho mayor del sistema nervioso central lo puedes hacer todas las noches antes de irte a la cama.

Aunque no lo creas, este sistema me ha ayudado a mí y a muchas otras personas. Parece simple, y lo es. Pero realmente funciona. Aplica esta técnica por un mes seguido y saca tus conclusiones. Te aseguro que tu ansiedad va desaparecer y tu recuperación va a ser mucho mayor. Todavía no he encontrado algún método o suplemento tan eficaz como este, y lo mejor de todo que es completamente gratis.

Relacionado: En Búsqueda de la Salud Perfecta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *