¿QUÉ DEBES COMER PRE-ENTRENAMIENTO?

que_comer_antes_de_entrenar

La mayoría de las personas se beneficiarían en comer una comida compuesta principalmente de proteína magra antes de hacer ejercicio, ya que los ayudaría a mejorar su metabolismo y concentración mental. Una combinación de proteína, carbohidratos de bajo índice glucémico y grasas buenas antes de realizar ejercicio es lo ideal para quemar más grasa y obtener mejores resultados.

Por ejemplo, muchas personas comen carbohidratos simples de rápida digestión como combustible antes de entrenar. Esto es una de las peores cosas que puedes hacer, ya que elevarías demasiado rápido el azúcar en la sangre e insulina, con lo cual te podrías sentir lento, perezoso y con sueño. La combinación también puede elevar el cortisol innecesariamente, lo que puede afectar las hormonas constructoras de músculo. Además, no sería lo ideal si tu meta es utilizar la grasa corporal como energía y para quemarla.

Las investigaciones demuestran que uno debe comer una comida pequeña compuesta de proteínas, carbohidratos de bajo índice glucémico y grasas buenas una hora antes de las actividades físicas, ya que el metabolismo se eleva por un período mucho mayor después de una sesión intensa de ejercicios.

Naturalmente, es necesario individualizar la comida pre-entrenamiento y suplementación dependiendo de la persona y de las metas de cada una, pero para la mayoría de los seres humanos, se puede beneficiar y obtener mejores resultados de sus entrenamientos con estos consejos:

• Ingiere una comida sólida dejando tiempo suficiente para la digestión

• Utiliza un batido de suero de leche (whey) inmediatamente terminada tu sesión, ya que el cuerpo utilizaría los aminoácidos del cual se compone la proteína para reparar el tejido muscular.

• Evita carbohidratos azucarados como barra de caramelos, pan, pasta y similares.

• Escoge vegetales y frutas de bajo índice glucémico como fresas, moras, frutillas, cerezas, etc. La idea es mantener el azúcar estable en la sangre o elevarla solo un poco.

• Evita comer comidas grasosas ya que pueden disminuir el flujo sanguíneo. En vez de esto ingiere grasas omega-3 que ayudan a la sensibilidad a la insulina.

• Prueba con proteínas magras provenientes de fuentes orgánicas como pescado o carne magra.

• Si normalmente no comes nada antes de entrenar, trata de planificar con anticipación y empieza con una pequeña porción. Prepara tu desayuno la noche anterior para que cuando te despiertes todo esté listo.

DE INTERÉS: NUTRICIÓN BÁSICA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *