Prepárate Cuando Vas a Entrenar

La energía a la hora de entrenar es muy importante para poder realizar correctamente los ejercicios dentro de nuestra rutina. Estar bien preparados tanto física como mentalmente es esencial si queremos rendir al máximo. Para ello es necesario que sigamos una serie de pasos a la hora de entrenar. La preparación es esencial si queremos rendir adecuadamente y seguir avanzando eficientemente.

No siempre cuando acudimos al gimnasio o al box de CrossFit tenemos la misma energía, ánimos, ni la misma fuerza a pesar de estar acostumbrados y de hacerlo prácticamente todos los días, y es que nuestro cuerpo no responde siempre igual frente a los entrenamientos. Por ello es importante que siempre tengamos una serie de variables en cuenta antes de ir a entrenar para poder hacer frente de la mejor manera posible a las rutinas.

Todos sabemos que el ejercicio es esencial para conseguir un adecuado desarrollo muscular, pero también la preparación para los entrenamientos y el acondicionamiento físico es esencial y casi mucho más importante si queremos conseguir un perfecto avance de entrenamiento. La mejor manera de acondicionar nuestro cuerpo es mediante la alimentación y suplementación, que tiene que estar enfocada al ejercicio si lo que queremos es conseguir un buen desarrollo muscular. Cuando hacemos ejercicio es importante mantener una dieta que provea a los músculos de la energía y nutrientes necesarios para crecer y para poder hacer frente a las sesiones de entrenamiento. En simples términos es combustible para nuestro cuerpo que podamos usar como energía.

Primero que todo, hay que tener en cuenta la hora del día en la que vamos a entrenar. Si lo hacemos a primera hora de la mañana es necesario que sepamos que después de levantarnos, nuestro cuerpo está descansado, pero a nivel energético apenas tenemos cargadas las pilas. Por ello es necesario que por la noche, antes de irnos a dormir tengamos una comida rica en carbohidratos complejos. La energía de éstos la aprovecharemos al máximo y se repartirá de forma eficiente cuando entrenamos en la maña.

Por ejemplo, personalmente muchas veces ingiero una comida completa en la noche, y en la maña solo tomo mi café con aceite de coco. Esto solo lo hago si sé que voy a entrenar temprano en la mañana. En los primeros 15 minutos antes de entrenar ingiero una mezcla de carbohidratos en polvo, aminoácidos y electrolitos, y lo continúo tomando mientras dure el entrenamiento. De esta forma aseguro que mis niveles de energía siempre se mantengan en lo más alto.

También, antes de entrenar en aconsejable pre-cargar el cuerpo con alimentos de asimilación rápida y un alto aporte energético. Esto ya depende de cada persona, ya que todos los cuerpos responden diferentes a las comidas. La ingesta de estos alimentos la debemos hacer una hora antes de ir a entrenar para así poder realizar la digestión y que el cuerpo haya asimilado todo lo que nos hemos llevado a la boca para así tener las reservas de glucosa en buen estado y poder hacer frente a la rutina que vamos a llevar a cabo una vez empecemos a realizar la actividad física. También es importante que la cena, antes de irnos a la cama deba ser rica en proteínas e hidratos de asimilación lenta para tener más energía cuando vayamos a entrenar.

La misma metodología debemos seguir a la hora de entrenar al mediodía o por la tarde, ya que es necesario que acudamos en un estado óptimo, sobre todo si lo que vamos a hacer son ejercicios de fuerza en los que necesitaremos energía explosiva que responda al momento y que nos aporte lo necesario para poder entrenar de una forma eficiente.

Así que ya sabes, prepárate antes de entrenar ya sea con una comida pequeña o con suplementos alimenticios específicos para dicho propósito, y nunca pero nunca vayas a entrenar con el estómago vacío.

De Interés: Realiza Esto Si Entrenas en la Mañana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *