No Más Excusas – No Más Motivación

Si de verdad quieres hacer algo lo haces y punto. No tienes que darle tantas vueltas al asunto y buscar la solución perfecta para todos los problemas. Si el doctor te dijo que necesitas hacer ejercicio para mejorar tu salud, entonces lo primero que tienes que hacer es simplemente realizar algo de ejercicio, aunque sea solo caminar. No lo pienses tanto y actúa de una vez. Esa es la forma como logras hacer cualquier cosa productiva con tu vida. Un pequeño paso a la vez. Pero tienes que empezar hoy mismo.

Así que no más excusas. No más: “Voy a empezar el próximo lunes”. No más aceptar la mediocridad y las cosas fáciles. No más tomar el camino fácil. No más la pereza, las quejas y los llantos. No más a esos pensamientos negativos. No más a una vida poco saludable y sedentaria.

Simplemente saca el “no más” y grábalo en tu mente.

No más esperar por el momento perfecto. No más mentiras, patrañas e indecisiones. No más debilidades.

Ahora es el momento para fortalecer tu mente y tu cuerpo. Y a través de ese pensamiento de «no más» vas a fortalecer tu carácter y vas a incrementar tu deseo de hacer las cosas mediante la disciplina.

Vas a convertirte en lo que quieres ser. Y una vez logres eso, entonces va llegar la hora de descansar y decir: “no más”.

Tienes que tener presente que para lograr el “no más”, debes dejar de preocuparte por la motivación. La motivación es un arma de doble filo. La motivación viene y va, y cuando quieres contar con ella, toda cambia y empiezas nuevamente con la pereza.

No esperes estar motivado todo los días al despertarte y hacer que las cosas pasen de buena forma. Créeme, no lo vas a estar. No te confíes en la motivación ni muchos menos cuentes con ella. Con lo que puedes contar siempre es con la disciplina. La disciplina nunca falla. La disciplina te enseña a trabajar o realizar las cosas aunque no tengas ganas. No siempre va a ver victorias y no siempre te vas a sentir completamente bien. Pero la disciplina siempre sobrepasa a la motivación, ya que te mantiene constante en el camino correcto.

Tú sabes lo que tienes que hacer. Así que hazlo de una vez. Y eso lo logras con la disciplina.

Todos quieren las cosas fáciles en bandeja de plata o en la forma de una píldora mágica que elimine por completo el sufrimiento, el dolor y el trabajo duro. Pero déjame decirte que eso no existe.

Tienes que hacer el trabajo. Tienes que pararte aunque no tengas las ganas. Tienes que hacer que suceda. Recuerda que es un paso a la vez. Así que amigo mío, despeja tu mente y encuentra la disciplina. Sé la disciplina y logra lo que quieres lograr. Así es que se hacen las cosas.

No más excusas – no más motivación. Sigue el camino de la disciplina. Ahí está la solución.

Relacionado: El Mundo Está Loco, Pero Debes Sacar Lo Mejor de El

CB_EN_250x300_UKBanner_Bulking2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *