Líbrate de la Ansiedad de Comer por Estrés

En la primera parte de este interesante artículo hablamos de los comportamientos típicos de un comedor emocional. Si no lo viste en nuestro blog, te recomiendo que primero lo leas aquí: 6 Señales y Comportamientos de un Comedor Emocional

La realidad es que el estrés está estrechamente relacionado a comer en exceso. Mientras que, a corto plazo, el estrés puede hacer que pierdas el apetito, el estrés prolongado te llevará a la liberación excesiva de cortisol en tu sistema, lo que aumentará tu apetito y aumentará tu motivación, pero una mayor motivación para comer bocados de más. Esas comidas dulces, saladas y llenas de grasa que no le hacen nada bien a tu cuerpo y que te suben de peso casi de inmediato.

Para poder vencer la lucha contra este estrés por comer, te voy a presentar 4 técnicas que realmente funcionan para controlar esta ansiedad:

1. Crea un Horario

Debes manejar tu tiempo de la mejor forma posible, así que siempre planifica con anticipación. Has una lista de tu día con todo lo importante, desde el trabajo hasta tu vida diaria, y sobre todo de tus comidas. Por ejemplo, cocina con anticipación tus comidas y empácalas y llévalas contigo para tu trabajo, de esta forma evitas la ansiedad de comer una soda y un chocolate, si te preparas con anticipación vas a comerte la manzana y el yogurt que empacaste antes de salir de casa. Sigue tu agenda y verás como controlas todo.

2. Aprende a Decir que No

¿Tienes muchas cosas que hacer? Entonces aprende a decir que no. Esto te evitará sentimientos de angustia y ansiedad para complacer a todos. Cuando dices que sí a todo en tu vida por mucho tiempo (más trabajo, más reuniones sociales, más happy hours, etc.) acabarás decepcionando a la gente en el último minuto. En lugar de sentirse presionado para asumir cosas que no puedes manejar, mira tú agenda y decide si puedes hacerlo o no, y cuándo. Algunas veces uno no se siente bien para hacer nada, y es algo normal, así que no te sientas mal ni presionado por esto.

3. Aumenta tu Productividad

Cuando llega la hora de trabajar, puedes bajar tus niveles de estrés con tácticas para aumentar tu productividad laboral. Por cada hora sentado en la computadora trata de pararte por lo menos por 10 minutos y caminar al baño, tomar agua o dar un paseo corto usando las escaleras. Aunque no lo creas, esta pausa le da un alivio a tu mente y cuerpo y hace que tu productividad aumente. También puedes meditar por 5 minutos para aclarar tu mente y relajarte de manera rápida.

4. Busca Ayuda

¿Te sientes sobrecargado de trabajo? Quemar la vela en ambos extremos no te llevará muy lejos por mucho tiempo. En lugar de pensar que estás solo con tu estrés y que no puedes hacer nada, piensa en los recursos que tienes para aligerar tu carga y obtener asistencia, ya sea solicitar una extensión de la fecha límite o pedirle a un amigo con quien hablar, o simplemente tomarte un par de días de vacaciones para pensar las cosas mejor.

Así que ya lo sabes. Líbrate de la ansiedad de comer por estrés siguiendo los 4 consejos que te acabo de mencionar.

Relacionado: No Vivas de Comidas de Dieta

CB_EN_300x250_Banner_FemaleFriendly1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *