Tip # 138: La Verdad de Entrenar 6 Días a la Semana

Cuando la mayoría de las personas tratan de aumentar la frecuencia de entrenamiento (sesiones de ejercicios semanales), piensan en darle a cada rutina el mismo tiempo y atención. En otras palabras, tratan de que cada sesión sea lo más intensa posible y hasta alcanzar el fallo muscular. Esto es totalmente contraproducente.

Muchas sesiones duras e intensas de entrenamiento, pueden eventualmente causarte fatiga acumulativa, lo que hará que tu habilidad de recuperación sea pobre y poco a poco vas alcanzar el estancamiento muscular de forma muy rápida.

La fatiga va enmascarar tu progreso, y nunca vas a poder recuperarte de los entrenamientos de alta frecuencia. Recuerda que tu capacidad de trabajo la tienes que ir aumentando de poco a poco. Por ejemplo, si llevas entrenando los últimos dos años solo 3 días a la semana, sería una locura empezar de una vez entrenando todos los días y solo descansando el domingo. Simplemente tu cuerpo no aguantaría el cambio abrupto de 3 sesiones adicionales a la semana. Al cuerpo le toma cierto tiempo acostumbrarse a una alta frecuencia de entrenamiento, así que debes de prestarle mucha atención a esto.

Lo que puedes hacer y es algo que te sugiero, es que comiences a entrenar los días en que descansas. Estas sesiones recuerda que no tienen que ser intensas ni excesivas. En otras palabras, no vas a usar mucho peso y lo bueno de todo esto es que lo puedes hacer en la comodidad de tu hogar.

Por ejemplo, una sesión de menos de 30 minutos para tus brazos y hombros con mancuernas de 20 libras o ligas puede comenzar hacer la diferencia para ir aumentando tu capacidad de trabajo. Igualmente puedes incorporar ejercicios corporales o de gimnasia en tu propia casa que te van a servir para fortalecer tu cuerpo de una manera diferente.

Recuerda incrementar tus sesiones semanales de poco a poco y no hacerlas tan intensas. Después de un par de meses entrenando así, vas a ver que tu cuerpo comienza a verse mucho mejor. Ten presente la calidad y no la cantidad y siempre entrenar de una forma inteligente para que no te lesiones.

De Interés: Cómo Saber Si Entrenaste de Forma Productiva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *