Aliméntate para Combatir el Estrés

anti-stress

Para llegar a mejorar tu composición corporal, llámese pérdida de grasa o construcción de masa muscular, uno debe de evitar a toda costa el estrés, y controlar esas comidas llenas de calorías sub-óptimas, especialmente cuando uno está pasando por esos momentos difíciles en la vida.

Una dieta alta en proteínas y baja en azúcares es lo que debes seguir para realmente mejorar tu estado de ánimo y reducir las hormonas del estrés, como lo es el llamado cortisol, que en este caso en específico, hace que tu cuerpo acumule la grasa de más.

La norma común y corriente y a veces aceptable, es que durante esos días estresantes, uno debe consumir comidas chatarras para sentirse bien.  Y en verdad, ese comportamiento va a trabajar totalmente en contra tuyo.  Es durante estos períodos que uno debe enfocarse en mejorar su nutrición, no que se vuelva un hábito de comer lo que sea.  Entonces te preguntarás del porqué de esto?

AQUI ESTA LA RESPUESTA:

Las comidas refinadas y procesadas altas en carbohidratos, azúcares y grasas, literalmente van a disparar tus ganas de ingerirlas. Estas comidas van a causar que tu cuerpo segregue hormonas que van a promover la acumulación de grasa y te van a dar ansias por consumirlas más a menudo.

Comidas como la pizza, perros calientes, dulces, sodas, etc., van a cambiar la forma como normalmente funciona tu cerebro, haciendo que te inclines más hacia ellas.  El problema viene cuando uno repite lo mismo una y otra vez, lo que hace que tu cuerpo se vuelva resistente contra la pérdida de peso.

Esto indica que una gran parte de la razón por la cual las comidas refinadas promueven la obesidad, es que cambian completamente la manera cómo te sientes, haciendo que tengas menos energía y la función cerebral disminuye, debido a la calidad pobre de la comida que consumiste.

El verdadero secreto para mejorar tu salud y ver cambios en tu cuerpo, es creer en ti mismo y comprometerte al máximo.  Lograr ese cuerpo perfecto no es un misterio.  Nosotros sabemos cómo hacerlo, todas las herramientas existen.  Sólo tienes que desafiar tus límites y creer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *