Síntomas Experimentados En Un Detox

Es normal experimentar algunos efectos secundarios mientras se está haciendo un plan de desintoxicación. Típicamente, cuantas más toxinas tengas en tu cuerpo para expulsar, más efectos no deseados puedes experimentar. Cuando le ofreces a tu cuerpo alimentos nutritivos, suplementos específicos, hierbas y asistencias digestivas para ayudar tus órganos a eliminar los desechos, tu cuerpo sufre un “shock” menor. Se ha adaptado a un cierto nivel de toxicidad y cuando se eliminan esas toxinas, el cuerpo tiene a resistir.

Estos síntomas son una buena señal y no hay que temer. El cuerpo está trabajando duro para eliminar impurezas, toxinas, parásitos y cualquier otro desequilibrio. Al igual que tener fiebre es un signo de que el cuerpo combate las infecciones, uno puede experimentar algunos de los siguientes síntomas a medida que el cuerpo trabaja para establecer un nuevo nivel de bienestar.

Dolores de Cabeza: algunas personas pueden experimentar ciertos dolores de cabeza en los primeros días de una desintoxicación. Pueden ser síntomas de migrañas, mientras que otros no experimentan nada en absoluto. Otras causas relacionadas puede ser deshidratación, tensión en el área de los hombros y cuello, y abstinencia de cafeína y/o azúcar.

Interrupción Intestinal: la desintoxicación afecta directamente el sistema digestivo y los órganos que ayudan en la eliminación de las toxinas. Durante los primeros dos o tres días de su desintoxicación, puede esperar experimentar movimientos intestinales frecuentes a medida que se eliminan los desechos de su intestino y colon. También algunas personas experimentan diarrea y estreñimiento.

Gas e Hinchazón: a medida que el cuerpo intenta alcanzar un estado de balance, puede crear gases que le harán hincharse y tener una flatulencia excesiva. Es otra forma en que el cuerpo se deshace de los desechos. Aunque no es agradable, debe deshacerse de este gas siempre que sea posible.

Irritación de la Piel: es normal que mientras las toxinas salen de nuestro intestino, órganos y torrente sanguíneo, se expulsan a través de nuestros movimientos intestinales o por los poros de la piel. Las toxinas que se liberan pueden irritar la piel y crear urticaria, alergias o erupciones cutáneas. También se puede experimentar brotes en la piel a medida que la suciedad y las toxinas intentan salir del cuerpo a través de los poros.

Fatiga: el cuerpo está trabajando duro durante un detox. Los procesos que tienen lugar en el intestino y los órganos son más de lo que el cuerpo está acostumbrado a enfrentar en el día a día. Puede esperar sentirse fatigado a medida que las toxinas salen de su sistema y su cuerpo trabaja para curarse de cosas como intestino permeable, síndrome del intestino irritable y trabaja para equilibrar sus propios niveles de pH.

Cambios de Humor: algunas personas han reportado sentimientos de euforia durante el tiempo en que se desintoxican. Han afirmado que su mente se siente más clara que nunca, y como si estuvieran realmente felices y con gran claridad. Otros experimentan episodios de irritabilidad y mal humor. La interrupción que está ocurriendo internamente puede aparecer externamente en forma de mal humor o mal genio. Hay que estar consciente de lo que está pasando en el cuerpo y cómo se siente su mente, y mantener el control de las acciones y emociones.

Antojos: a medida que el cuerpo elimina los alimentos de los que depende (como el azúcar, la cafeína y los alimentos procesados), uno experimentará antojos por estas comidas. Muchas personas les provocan alimentos aleatorios que no comían regularmente antes de su desintoxicación. Puede experimentar calambres estomacales a medida que los desechos residuales son expulsados de su cuerpo y su sistema digestivo aprende a absorber los nutrientes de los alimentos que son nuevos para la flora intestinal.

Otros síntomas de un plan de desintoxicación pueden ser insomnio, calambres estomacales, inquietud, ansiedad, congestión nasal, síntomas como de resfriado, fiebre baja, etc. Pasar por momentos ligeramente incómodos durante un détox puede significar ganar más salud a la larga. Hay que saber escuchar al cuerpo y lo que necesita para estar sano. Es importante recordar que cada vez que se desintoxica los síntomas deberían volverse menos severos, esto si es su primera desintoxicación o si se desintoxica cuatro veces al año.

Relacionado: ¿Por Qué No Estamos Durmiendo?

CB_EN_300x250_Banner_FemaleFriendly1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *