¿Qué es el Enfoque Mental?

El enfoque mental es presencia. Si piensas en el pasado, entonces no estás en el momento. Si piensas en lo que pasó, que salió bien, que salió mal, esto puede arruinarte tu estado actual. Si piensas en el futuro, caerás dentro del contexto de la ansiedad por análisis. El enfoque mental solo puede ocurrir cuando estás totalmente en el presente, en el momento de lo que está pasando actualmente.

El enfoque mental es control. No puedes estar en un estado de enojo o rabia. Puede que sirva algunas veces, pero no es ideal a largo plazo. La rabia y la ira no te sirven de nada. Debes procurar aprender a estar calmado y concentrado en lo que vayas a realizar.

El enfoque mental es compostura. Independientemente de lo que pase, ya sea si logras mover el peso o no, debes guardar compostura lo más posible. Si estás concentrado, puedes evitar explotar a lo loco lleno de ira, puedes evitar arrojar sillas y maldecir, puedes evitar romper algunas cabezas y simplemente evitas estar de mal humor.

El enfoque mental es concentración. Tú ya sabes lo que hay que hacer, así que concéntrate en lo que se necesita para hacer eso. Has encontrado barreras y las has pasado una y otra vez. Has visto la imagen en tu cabeza. Te ves realizando el movimiento con destreza y fuerza, y ya has hecho tus visualizaciones. Has encontrado lo que importa y has prestado atención a eso. Cuando vas a realizar un intento de levantar un gran peso, hay muchos estímulos diferentes y señales de diferentes personas. Es fácil encontrar una que no importe y prestar atención a eso. No lo hagas. Necesitas estar 100% concentrado en lo tuyo.

El enfoque mental es confianza. Debes acercarte a cada levantamiento con la creencia suprema de que serás victorioso en tu batalla con la barra. Has tomado la decisión de pensar correctamente al pensar solo en pensamientos positivos y olvidarte de pensamientos negativos. “Recuerda que nunca entras en una batalla que aún no has ganado”. Por lo tanto, debes tener la mentalidad correcta con la forma en que abordas tus levantamientos. Si tienes la más mínima duda en tu mente, perderás el levantamiento o incluso podrás sufrir de una lesión.

El enfoque mental es fe. Es la fe en tu entrenamiento. Es la fe en tu entrenador. Es la fe en tu equipo. Es la fe en ti mismo que harás el intento y vas a salir victorioso.

Como has visto, el enfoque mental son muchas cosas, pero hay una cosa general que tienes que entender: el enfoque mental es un pensamiento. Todas las cosas de las que hemos hablado son pensamientos y son completamente controlables por tu persona. Durante cualquier levantamiento, en cualquier competencia, en cualquier sesión de entrenamiento, siempre tendrás dos opciones. O elegirás enfocarte o elegirás no concentrarte. No hay nada fuera de ti que te ayude en esto. Controlarás todo lo que pase por tu cabeza. Es difícil hacer todas estas cosas, pero es una habilidad que puedes construir. Cuando construyes y desarrollas la habilidad de enfocarte mentalmente al 100%, sabes que estás en el camino correcto para volverte fuerte en tu mente y cuerpo.

Relacionado: Vive Una Vida de Verdad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *