Más Energía Más Recuperación

Soy un fiel creyente de que el ejercicio intenso e inteligente es necesario para mejorar el aspecto y salud física. Sin embargo, debe de haber un balance con la recuperación adecuada.

Por experiencia propia puedo decir que la alimentación y el descanso es lo que más importa, especialmente si no quieres ver tu cuerpo sufrir.

Lo que te voy a explicar a continuación te a servir para que puedas sacarle mayor provecho a tus rutinas, acelerar tu recuperación muscular y energía para que tus días sigan siendo asombrosos.

Déjame explicarte…

El secreto para luchar contra la fatiga muscular y acelerar tu recuperación tiene que ver estrictamente con lo que sucede dentro de tu cuerpo, específicamente hablando de inflamación corporal y balance del pH.

Te es más claro ahora?, tu cuerpo está en una lucha constante y no te has dado cuenta aun.

Está lucha se da por tus entrenamientos intensos, estrés, falta de sueño, mala alimentación, inflamación, toxinas, comidas procesadas, azúcares refinados, etc.

Piensa por esto un segundo…

Cuando realizas ejercicios, lo único que estás haciendo es destruyendo tus fibras musculares. Por eso es que viene el dolor muscular. Y este dolor es el estímulo inicial que los ayuda a crecer.

Esto es lo que se llama inflamación en pleno proceso de trabajo.

Cuando se combina la inflamación producida por el entrenamiento o ejercicio intenso y la producida por los alimentos que consumes, se empieza a preparar una receta de fatiga, dolor muscular, cansancio, rigidez, disminución en el rendimiento y resultados sub-óptimos.

Igualmente, durante tus entrenamientos se produce mucho ácido láctico en tu cuerpo y músculos, y si te la pasas comiendo demasiados alimentos procesados, empieza el desastre.

Esta combinación es letal (inflamación + un estado ácido en tu cuerpo). Afecta tus entrenamientos, rendimiento y hace que te sientas mal.

Entonces cuál es la solución? Simple… Anti-inflamación y un estado alcalino en tu cuerpo.

Para una recuperación óptima debes consumir comidas altamente alcalinas (vegetales y plantas) a diario. Al hacer esto tu cuerpo empieza a eliminar el exceso de acides que se acumula por tus entrenamientos. El consumo adecuado de proteína también te va a servir para reparar el músculo estresado.

Come regla general, las comidas más alcalinas son las menos procesadas, las más crudas en su estado natural y alimentos sin procesar. Podemos mencionar todo tipos de vegetales de hojas verdes, lentejas, frijoles, semillas, el limón, algas (spirulina / chlorella), etc.

Al comer una dieta más alcalina vas a poder recuperarte más rápido de tus entrenamientos y vas a tener más energía, ya que tu sangre va estar más pura y saludable, y va a poder transportar más oxígeno a través de todo tu cuerpo.

A continuación te voy a presentar unos simples pasos que puedes empezar a seguir para tener un estado alcalino óptimo:

1. Come más vegetales durante todo el día (en todas tus comidas o puedes hacerte batidos con los mismos).
2. Limita tu consumo de cafeína (de una o dos tazas está más que bien).
3. Prueba batidos de proteínas a base de plantas post-entrenamiento (Brown rice, hemp, spirulina, chlorella, etc.
4. Agrégale jugo de limón a toda el agua que tomas. A pesar de que el limón es ácido, hace maravillas para alcalinizar tu cuerpo.

En conclusión, sigue estos pasos y poco a poco empezarás a recuperarte más rápido y vas a tener mucho más energía durante el resto del día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *