Los Anillos Olímpicos – Una Herramienta Amigable

Tienes arriba de 35 años y has entrenado fuerte por largo tiempo? Entonces presta mucha atención y toma nota de estos ejercicios y movimientos que son muy amigables para la espina dorsal y para las articulaciones.

Entre más tiempo entrenes o hagas ejercicio físico, más desgaste y estrés pones en tu cuerpo. Sobre todo si eres de los que han entrenado y sigue entrenando de una forma intensa. Años acumulados y añadiendo peso en la barra, practicando deportes y sumado a un trabajo de escritorio (sentado por horas) pueden llevarte a sufrir de alguna molestia en la espalda, hombros y caderas, que muchas veces uno desearía ponerse una buena dosis de WD-40 para aliviar los síntomas.

Ahora bien, todos sabemos que uno debe tratar de solucionar estos problemas de forma inteligente con estiramientos y trabajo de movilidad para seguir funcionado de una forma óptima. Esto hay que hacerlo para poder seguir mejorando nuestra fuerza y rendimiento, mientras que al mismo tiempo podamos crear músculo y disminuir la acumulación de grasa corporal.

Aquí es donde entran los famosos anillos olímpicos puestos de nuevo a la luz pública por el método de entrenamiento CrossFit. Los anillos olímpicos han existido desde hace más de 50 años atrás. Hay miles de ejercicios que puedes hacer con esta herramienta que de verdad es muy amigable, y al mismo tiempo su uso puede ayudarte a construir un cuerpo antibalas.

Para mantener tus articulaciones alegres prueba variaciones de pechadas con los pies sobre el suelo o sobre una silla o banco. Este ejercicio es excelente para trabajar muchos estabilizadores del cuerpo. Si nunca has hecho unas lagartijas en anillos olímpicos, prepárate para aprender acerca de la humildad. Igualmente puedes hacer los famosos dips o incluso practicar “static holds” (ejercicios donde mantienes la tensión de forma estática de todo el cuerpo).

También, otros de los ejercicios que realmente recomiendo y que ayudan a la articulación del hombro a que rote de forma más natural son las dominadas o suspensiones en los anillos olímpicos. También prepárate si es la primera vez que haces este tipo de ejercicio. Empieza suave con pocas series y repeticiones y vas aumentando gradualmente. Cuando las dominadas en barra o las tradicionales chin-ups comienzan a molestar mis hombros, cambio algunos meses solo haciendo ejercicio en los anillos. Cuando regreso a las dominadas tradicionales, siento que he ganado más fuerza y que mi cuerpo está más “suelto y libre”.

Otro de los ejercicios que me gusta incorporar son los llamados remos o “ring rows”. Esto los realizo por muchas series y repeticiones como calentamiento antes de entrenar todo el cuerpo y lo hago de 2-3 veces por semana por 100-200 repeticiones.

Cuando comienzo a experimentar dolor articular en todo el cuerpo o cuando me siento muy “amarrado”, disminuyo el volumen de entrenamiento e incorporo muchos ejercicios corporales dentro de mi rutina. Las pechadas, dips, dominadas y ejercicios estáticos forman parte regular dentro de mi entrenamiento.

Has la prueba e incorpora tres meses de entrenamiento con los anillos olímpicos. Además de ser una herramienta muy amigable, vas a ver que te ayudará a fortalecer tu cuerpo de una forma que jamás habías pensado. Realiza los ejercicios que te mencioné arriba, pero puedes buscar en internet muchas variaciones que puedes incorporar dentro de tu sesión de ejercicios.

Relacionado: Aprovecha al Máximo Tu Hora de Ejercicio


CB_EN_250x250_Banner_FemaleFriendly1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *