Es Hora de Conseguir Una Maceta Más Grande

Voy a ser el primero en admitir que no soy un experto cuando se trata de plantas. Tenemos 2 plantas en la oficina, que por la gracia de Dios, todavía no he matado! Tuve un paciente la semana pasada y me dijo que una de las plantas tenía la raíz atada y podría prosperar más si se le pone en una maceta más grande.

La planta originalmente vino en una pequeña maceta negra cualquiera y, para que se viera más atractiva, la coloqué en una maceta un poco más grande sin trasplantarla. Esto cumplió su propósito y cumplió con el propósito de verse bien con la decoración de la oficina y ser una solución rápida fácil.

La semana pasada, basado en la recomendación de ese paciente, compré una maceta más grande y un poco de tierra para macetas y procedí a darle a la planta más espacio para crecer. Bromeando coloqué la planta, aún en ese pequeño bote negro, en la olla más grande y proclame que ya había terminado. Fue chistoso, pero sabía que para la planta poder vivir y prosperar necesitaba un macetero más grande. Entonces me di cuenta de que este era un gran ejemplo de lo que la gente hace en sus propias vidas?

Muy a menudo, cuando se trata de la salud (y muchos otros asuntos importantes), simplemente ponemos la planta con la misma maceta pequeña dentro de una más grande y proclamamos el problema resuelto. Esto es simplemente adornar el problema y enmascarar el síntoma. En el caso de la planta, es obvio que hacer eso es simplemente ridículo. ¿Te has detenido a pensar que es más?

¿Ridículo tratar su cuerpo de esa manera?

A modo de ejemplo, echemos un vistazo a la acidez estomacal: un síntoma desagradable que interrumpe la vida cotidiana e incluso puede hacer que una persona le tenga pavor de comer. O no comer para nada o ambos. En un esfuerzo por calmar la acidez, la gente a menudo recurren a los medicamentos supresores de ácido. Esto, desafortunadamente, no soluciona el problema de fondo. Esto es lo mismo que tomar el pequeño pote que tiene la planta con las raíces atadas y colocarlas en un recipiente más grande. Se ve más bonita; la acidez ya no está allí pero los problemas permanecen.

En el caso de la planta, las raíces seguirán siendo atadas, la planta morirá de hambre por la falta de los nutrientes y, como un sitio lo puso, “se asfixian a sí mismo.” En otras palabras, si una planta de raíces atadas no es replantada, eventualmente morirá. Los seres humanos son la misma manera. Si un problema es simplemente enmascarado, el cuerpo seguirá muriéndose de hambre por falta de los nutrientes que necesita y se suprimirá (será sofocado) y el cuerpo seguirá en decadencia.

Así que la moraleja de la historia es: No se limite a enmascarar su problema. Llegue a la raíz del problema y arréglelo para que pueda prosperar!

Relacionado: La Realidad de las Bebidas Energéticas

5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *