Cómo Evitar Lesiones en los Hombros?

lesion_en_el_hombro

Una de las lesiones más comunes dentro del gimnasio es la que envuelve a la articulación del hombro.  La misma se da por negligencia por parte de la misma persona que entrena, o por uso repetitivo de ciertos movimientos, desbalances musculares o por entrenar siempre de una forma muy intensa.  Estos factores sumados al poco conocimiento de la forma correcta de entrenar y la poca importancia de la lesión, resultan en la mayoría de los casos en lesiones que demoran mucho en rehabilitarse, y en peores casos lesiones que necesitan cirugía.  Todo esto se da por no saber escuchar al cuerpo.

La articulación del hombro consta de tres principales músculos: el deltoide anterior, medio y posterior como lo conocen la mayoría de las personas.  Pero en la articulación del hombro inervan otros músculos, tendones y ligamentos que hacen que esta zona sea muy compleja, al igual que la articulación de la rodilla, ambas son de mucho cuidado cuando empiezan síntomas de lesiones.

A continuación te voy a mencionar 11 consejos que puedes seguir para evitar estas lesiones.

1)  Calienta Adecuadamente: siempre calienta y hazlo una prioridad.  Eleva tu temperatura corporal antes de empezar a entrenar.  Puedes saltar soga, hacer calistenia, usa la caminadora, etc.  También has ejercicios de movilidad y estabilidad para el hombro, YTWL’s, etc.  Esto va a ayudar a llevar sangre a la articulación del hombro y te va a preparar para tus series más pesadas.

2)  No hagas squats el día después de hacer un press: si tu hombro te está dando problemas no es muy inteligente hacer bench press o press militar un Lunes y después hacer squats el Martes.  Es mucho mejor descansar un día de por medio, así que espera hasta el Miércoles.

3)  Usa mancuernas y ejercicios corporales más seguidos: las variaciones de ejercicios corporales te ayudarán a moverte más libremente y naturalmente.  Variaciones de pechadas y suspensiones son ideales.  También utiliza mancuernas para tus movimientos de press militar y bench press.  Utilizar solo la barra puede causar problemas en los hombros muy rápidamente.

4)  Haz más movimientos de Jale que de Empuje: una tendencia común es hacer muchos más ejercicos de press de pecho que de espalda.  Trata de hacer variaciones de ejercicios para la espalda sobre todo en el plano horizontal. Trata de incluir variaciones de remo con barra y mancuerna, levantamientos olímpicos, y cualquier ejercicio que trabaje la espalda alta, trapecios, romboides, etc.  También trata de incluir ejercicios para el manguito rotador como la rotación interna y externa, ejercicios retractores y estabilizadores para el hombro.  Esto va a evitar desbalances musculares y va reducir tu probabilidad de lesiones.

5)  No hagas curls de bíceps pesados: ya sea que hagas el curl de biceps con barra o mancuerna, trata de utilizar pesos moderados, ya que si te vas por el lado pesado podrías tener problemas en las muñecas y codos en un futuro, pero también podrías agravar el tendón del biceps, con lo cual te llevaría a tener problemas con tu hombro.

6)  Trata de masajear tu pecho y espalda alta: los tejidos en estas áreas tienden a doler y a amarrarse más frecuentemente que otros grupos musculares y pueden contribuir a futuras lesiones.  Trata de darte un masaje propio utilizando una bola de béisbol, softball, lacrosse o lo que tengas a la mano.  Ya sea en el piso o contra la pared, dedícale unos minutos todos los días, y trata de masajear esas áreas tensas y dolorosas.  Es brutalmente incómodo, pero lo necesitas hacer regularmente.

7)  Cambia de ejercicios regularmente: las lesiones repetitivas se desarrollan haciendo la misma cosa una y otra vez.  Trata de rotar ejercicios para evitar desbalances musculares y lesiones por sobreuso.  Cambia algunos ejercicios cada 3 a 4 semanas.

8)  Escucha a tu cuerpo: creo que esta es una de las más importantes, al igual que el calentamiento.  Cuando haces un movimiento y te molesta, por favor no lo hagas.  Haciendo el mismo ejercicio y soportando el dolor es simplemente estúpido.  Sólo cambia a una variación de ejercicio que no te moleste y que no te duela.

9)  Visita al doctor: si los síntomas persisten por más de 3 semanas sin mejoría alguna debes de visitar a un especialista, doctor, quiropráctico, terapeuta físico, etc.  Recuerda en cuanto antes identifiques la causa de tu problema, más rápidamente podrás resolverlo y estar de vuelta más fuerte y sano.

10)  Tómate un descanso: si empiezas a tener síntomas de dolor y con el pasar de los días no mejoran, lo mejor que puedes hacer es tomarte una semana libre de ejercicios.  Dale el tiempo necesario para que los músculos, tendones y ligamentos descansen.  Vuelve a entrenar poco a poco utilizando pesos bien ligeros y altas repeticiones y ver como sigues.

11)  Haz estiramientos: trata de estirar todos los días y si puedes opta por tomar clases de yoga por lo menos 2 veces a la semana.  Tienes que tener flexibilidad en el cuerpo y esta misma toma su tiempo desarrollarla.  Así que dedícale el mismo esfuerzo como si estuvieras entrenando con pesas.  Tiene que haber un balance en el cuerpo, es como el yin y el yang.  Sin flexibilidad tus músculos y tu cuerpo no están trabajando al 100 por ciento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *