Añade Peso a Tu Cuerpo con este Desayuno

Una de las quejas de muchos de mis clientes, tanto hombres y mujeres tiene que ver directamente con su peso. Siempre escucho lo mismo: “No puedo subir de peso, no importa lo que coma” o “Yo ingiero toneladas de alimentos y no subo ninguna libra”.

Para serles honestos, mi experiencia me ha ensañado que cada vez que escucho a una persona decir algo como lo descrito arriba, es porque no están comiendo lo suficiente. Es la cruda realidad. No están ingiriendo las cantidades de comidas necesarias para subir de peso. Así que dejen de engañarse.

Hay una fórmula simple y mágica para estos casos y no hay que ser muy inteligente para ponerlo a prueba. Si quieres bajar de peso, ingiere menos comidas o calorías. Si quieres subir de peso y masa muscular debes incrementar las calorías en tus comidas. Pero por alguna razón, las personas que quieren subir de peso comen como si fueran a concurso de modelos.

Aprendan esto, si realmente estás entrenando en el gimnasio o haces CrossFit y si tu meta es la de subir un par de libras o crear masa muscular, es mandatorio incrementar las calorías. En otras palabras, debes de comer más alimentos. Tan simple como eso.

Por ejemplo, piensa cuando eras un niño. Te acuerdas que comías hasta quedar completamente satisfecho durante la cena que no podías comerte una cucharada más? Pero luego, cuando venía la hora del postre, como por arte de magia tu apetito se incrementaba. Te comías ese plato lleno de helado y galletas y pedías más.

Lo que pasa es que cuando comes un solo tipo de comida o de alimentos, tu paladar simplemente se aburre de lo mismo, del mismo sabor y textura de tus comidas. Para la mayoría de las personas que les cuesta subir de peso, hacen y cometen el mismo error de siempre. Tratan de comer los mismos platos todos los días. Más arroz, más brócoli, más pechuga de pollo, etc. Sus paladares se cansan de las mismas comidas.

En vez de comer más de lo mismo, trata de agregar diferentes alimentos a tus comidas. Incrementa los sabores y texturas en tu plato y mira como la escala de peso empieza a subir de una vez. Vamos a suponer que tu desayuno regularmente consiste de lo siguiente:

• 3 huevos sancochados
• 2 tostadas con mermelada
• 1 vaso de jugo de naranja

En vez de esto, trata de variar un poco con el siguiente desayuno:

• 1 servida de proteína en polvo mezclada con leche de almendras
• 4 huevos revueltos con queso y vegetales
• Media taza de avena
• 1 banana
• 3 tiras de bacon
• Café o té verde

Este ejemplo de desayuno es más atractivo y lo vas a disfrutar y saborear mucho más que la típica comida que usualmente ingieres.

Así que ya lo sabes, cambia tu desayuno de la forma descrita arriba y comienza añadir peso de calidad a tu cuerpo de una manera definitiva.

Relacionado: El Batido Anabólico Recuperador

CB_EN_300x300_Banner_DBalProduct14

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *