Sácale Provecho al Jalón en Polea Tras Nuca

Jalón con polea tras nuca
Jalón con polea tras nuca

Sabías que el jalón en polea tras nuca es un excelente ejercicio para la espalda.  El problema sale a relucir cuando uno no sabe la forma correcta de realizarlo. Simplemente no hay malos ejercicios, sino movimientos y técnicas mal ejecutadas. Las personas que dicen que este ejercicio es peligroso, son las mismas que dicen que el remo a la quijada y los press militar son malos también.  Estos ejercicios pueden estar contraindicados para las personas que tienen o sufren de alguna lesión del hombro, manguito rotador o problemas de movilidad, pero para las personas que gozan de una articulación sana, no hay ningún problema, siempre y cuando sepan lo que están haciendo.

El problema con este ejercicio es cuando las personas lo hacen igual a los culturistas profesionales, con lo cual copiando el movimiento exacto puede ser algo irritante para la articulación del hombro.  Repito nuevamente, este ejercicio no es malo, solo es ejecutado de una forma errónea.

La realidad es que puedes sacarle el mayor provecho a este ejercicio si sabes para que funciona realmente.  La mayoría de las personas lo hacen para trabajar el ancho de la espalda, así que usan una contracción entera en la parte de arriba y abajo del movimiento, y además utilizan demasiado peso.  Cuál es el problema con esto?  Realmente el jalón tras nuca está indicado para trabajar la espalda media.

EL rango de movimiento aquí no va a ser tan importante.  El truco es pasar solamente alrededor de 6 pulgadas por encima de la cabeza (no extender los brazos completamente hasta arriba y tampoco bajar totalmente).  La forma correcta es bajar la barra no más del nivel del lóbulo de tu oreja.

Tienes que enfocarte en tratar de apretar lo más posible los músculos de la espalda superior, como si fueras a jalar y juntar las dos escápulas.  Por ejemplo, visualiza que estás agarrando un lápiz entre tu espalda para que no se caiga.  Así que mantén siempre esa contracción y vas a trabajar tu espalda media como debe ser, sin riesgo de lesión y de una forma efectiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *