Tú Eres Lo Que Comes

tu_eres_lo_que_comes

Voy a empezar este artículo diciendo que no soy un experto en nutrición ni mucho menos un Nazi de la alimentación. Este artículo simplemente tiene el objetivo de proveer cierta información para que puedas mejorar tus hábitos alimenticios inteligentemente.

Hay mucha evidencia y literatura científica que demuestra que el cuerpo humano tiene la capacidad de mejorarse así mismo si se le provee de los nutrientes adecuados en ciertas cantidades. La mayoría de los seres humanos son deficientes en nutrientes, tienen sistemas inmunológicos pobres y están cansados y enfermos. Esto se da principalmente por el tipo de alimentos que ponemos en nuestras bocas, así como por otros factores como el ambiente, la falta de sueño y nivel de estrés.

La mayoría de las personas no saben de dónde provienen los alimentos que consumen, o si contiene toxinas o químicos que afectan la salud. Vivimos en una sociedad donde la Diabetes Tipo 2 es común dentro del grupo de los adultos modernos, y se está convirtiendo en una epidemia dentro de los niños jóvenes. La obesidad ha crecido enormemente. Por ejemplo, miren a Estados Unidos, el país con más gordos del mundo, y nosotros no nos quedamos atrás. Es una epidemia que está avanzando en todos lados. Hoy en día hay más parejas que tienen dificultad para concebir hijos, y tienen que depender de drogas y procedimientos para poder tener un chance de poder formar una familia. Será que la disminución general de nuestra salud es una coincidencia? Será que estamos consumiendo alimentos que no son saludables y nos mantienen lejos para funcionar a un nivel óptimo?

«Tú eres lo que comes». Todos hemos escuchado esta frase, y para serte honesto, la mayor parte es verdad. La alimentación debería ser el 90% de la base principal de los atletas y entusiastas de la actividad física. Pero también de cualquier ser humano que aun respire. La mayoría de las personas no quieren gastar dinero en comida de calidad, más sin embargo, gastan todo en ropa, celulares y bienes materiales. Prefieren comer comida barata, comida chatarra, comida procesada y cargada con colorantes e ingredientes artificiales.

Cómo esperas sentirte con energía y vibrante si te la pasas llenando tu cuerpo con basura? Recuerda que el cuerpo humano es una máquina de la más alta tecnología. Es como un Ferrari. Cómo esperas que tu Ferrari funcione con el mejor rendimiento y energía si le pones gasolina de la más barata? Si quieres sentirte saludable, vibrante y con energía debes comer los mejores alimentos disponibles. Tan simple como esto.

Qué hay acerca de las personas promedio. Realmente crees que las personas saben lo que ponen en sus bocas, de dónde provienen los alimentos o cómo son producidos? Están realmente conscientes del uso de fertilizantes, pesticidas o de los organismos genéticamente modificados que son utilizados en la mayoría de las fuentes comestibles hoy en día? Te aseguro que la mayoría de las personas no les importa esto, si son saludables o no, o si el consumo de ellos causará problemas de salud en sus hijos. Es la triste verdad.

Vivimos en una generación de comida rápida donde la mayoría de los alimentos son procesados y modificados. Y lastimosamente, los más afectados son los niños y jóvenes. Cuando entras al supermercado estás inundado con miles de productos de todas clases, los cuales tienen aditivos, colorantes artificiales, químicos, preservativos, etc. los cuales los puedes ver en la etiqueta de la información nutricional, pero probablemente sean difíciles de pronunciar. Esto es un negocio muy lucrativo y es controlado por corporaciones y empresas que hacen lo que quieren. Crees que a estas corporaciones les importa si tu hijo muere por Cáncer o por Diabetes Tipo 2?

A pesar de todo esto, no todo es pésimo y está perdido. Hay cosas que puedes hacer y hábitos que puedes crear para alimentarte mejor, y por ende, gozar de una mejor salud, energía y sentirte más vibrante:

• Aprende más y edúcate acerca de las comidas que pones en tu boca.
• Toma decisiones más inteligentes. Todos sabemos que los vegetales y frutas son mejores que las papitas fritas y doritos.
• Trata de comprar alimentos orgánicos.
• Evita el azúcar en bebidas. Ingiera más agua y menos sodas y jugos envasados.
• Lee la información nutricional.
• Evita lo más posible los alimentos procesados.
• Ingiere un buen multivitamínico/mineral.
• Triplica tu consumo de fibra.

Los pequeños cambios en tu dieta diaria pueden hacer una gran diferencia en tu salud y tu estado de ánimo. No esperes hasta que sufras de algún problema médico o dolencia para hacer algo por tu salud.

Recuerda, tú eres lo que comes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *