Transforma Tu Cuerpo Con un Verdadero Entrenamiento

transformacion_de_cuerpo

Para realmente cambiar y transformar tu aspecto físico debes organizarte y seguir ciertas reglas básicas que van a determinar tu éxito. Uno puede lograr grandes avances en tan solo 10-12 semanas de planeación y trabajo duro.

A continuación te voy a presentar las reglas que considero más importantes para alcanzar dichos cambios en tu cuerpo. Esto sirve tanto para hombres y para las mujeres.

1. Entrena como si cada entrenamiento fuera el último.

Debes esforzarte al máximo y cada entrenamiento debe contar. No guardes energía para el próximo. Deje que la comida y el descanso se ocupen de tu recuperación.

2. Debes variar tu entrenamiento.

Todos los parámetros de carga (series, repeticiones, tiempo, intervalos de descanso y orden de los ejercicios) deben cambiarse regularmente. Lo básico es cambiar cada 3-6 semanas. El número correcto de frecuencia de entrenamiento va a depender de cada persona y de la meta en específica que quieran lograr.

3. El volumen mínimo de entrenamiento es de 4 sesiones por semana.

Un programa realmente bueno de entrenamiento de resistencia con pesas conlleva 4 días de entrenamiento por semana. Pero mejores resultados se obtienen con un volumen mucho mayor, solo que hay que programar muy bien el entrenamiento para no causar una fatiga muscular contraproducente.

4. Tienes que ganarte tus carbohidratos.

Cada persona es diferente y responde a los carbohidratos de diferente forma. Por lo general, la regla básica es tratar de consumir la mayoría de tus carbohidratos antes y después de tus entrenamientos. De esta forma, la repartición de los nutrientes va a servir para darte energía (pre-entrenamiento) y para la recuperación (post-entrenamiento). Aquí es donde los carbohidratos en polvo pueden utilizarse dependiendo de la parte del cuerpo que se vaya a ejercitar (30-70 gramos de carbohidratos) te pueden ayudar enormemente.

5. Tienes que tener una meta precisa.

Tienes que ser realista de lo que quieres lograr. Ve por una sola meta a la vez. No trates de querer obtener cuadritos, suprema fuerza y el cuerpo de un culturista, ya que a si mismo serán tus resultados (a medias). Es mejor tener un objetivo realista. Por ejemplo, si tu meta es quemar la grasa abdominal, tu entrenamiento y alimentación deben estar enfocados en esto.

Te aseguro que si sigues estas cinco reglas básicas tu cuerpo va a cambiar totalmente para bien.

Suerte con tu entrenamiento y continúa progresando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *