Ingiere Tus Carbohidratos en la Noche

carbohidratos_en_la_noche

Así mismo como lo lees en el título de este artículo, debes de comer tus carbohidratos en la noche.

Independientemente de toda la información científica y evidencia, así como también de los cientos de estudios relacionados a la materia, y los consejos de nutricionistas, expertos, gurús de fitness y doctores, la realidad es que los libros no tocan este tema en específico. Esto es ensayo y error, directamente de años de experiencia en las trincheras y observaciones basadas personalmente y con otros clientes y amigos.

El pensamiento o conducta común de las personas, es alimentarse para la actividad en la cual uno va inmediatamente a participar; ya que el sueño no es una función de alta intensidad, entonces cuestionamos del por qué debemos comer carbohidratos en la noche?

La razón principal por la cual hay que ingerir los carbohidratos en la noche, es que vas a aumentar la señal de la leptina, la llamada (“hormona del hambre y saciedad”), con lo cual vas a aumentar el proceso de quema de grasa durante toda la noche y el día siguiente.

Adicionalmente de todo esto, al consumir tus hidratos de carbono en la noche, también vas a elevar el nivel de serotonina (“hormona de la felicidad”) y neurotransmisor cerebral, con lo cual vas a lograr tener una buena noche de sueño.

Ahora bien, te preguntarás cómo adaptar todo esto dentro de tu dieta. Para que se te sea fácil, no importa si eres hombre o mujer y le puedas sacar el mejor provecho, debes de estar haciendo algún tipo de entrenamiento de resistencia con pesas (gimnasio, CrossFit, o algo parecido) y debes de estar comiendo 5 comidas al día. Claro está que cada persona es diferente, y va a responder diferente a los suplementos, comidas y entrenamientos. Pero para no confundirte, sigue el siguiente plan alimenticio simple y básico:

1. Desayuno: 6 huevos enteros o carne a la plancha, pechuga de pollo, o la proteína magra que tengas. Un aguacate entero y café negro con una cucharada de aceite de coco extra virgen. *Puedes añadirle cualquier vegetal como brócoli o cualquier otro de hoja verde. También puedes tomar 2 tazas de té verde natural (sin leche y sin azúcar).

2. Merienda Media mañana: pescado o carne a la plancha, pechuga de pollo, o la proteína magra que tengas. Vegetales verdes y un puñado de almendras o nueces.

3. Almuerzo: una servida de papa dulce, arroz integral, arroz blanco, porotos, lentejas, etc. (lo que tengas a la mano). Pescado o carne a la plancha, pechuga de pollo, o la proteína magra que tengas. Ensalada mixta de lo que tengas con 2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen.

4. Merienda media tarde: 2 servidas de tu batido de proteína preferido mezclado en agua y una manzana roja.

5. Cena: dos servidas de carbohidratos (papa dulce, arroz integral, arroz blanco, porotos, lentejas, etc. Pescado o carne a la plancha, pechuga de pollo, o la proteína magra que tengas. Ensalada mixta y una taza de fresas.

*Si experimentas más hambre de lo normal, puedes aumentar algo de carbohidratos antes y después de tus entrenamientos (para energía y recuperación), no importa la hora en que realices ejercicios. También puedes cambiar el orden de las proteína magras y de las grasas. O sea puedes comer huevos o carne en el desayuno, o aguacate o almendras. Ingiere lo que más te gusta.

Ahí lo tienes, un plan de alimentación básico y simple de seguir que te va a servir para quemar la grasa, mejorar tu físico, rendimiento y niveles de energía. Dale un mínimo de un mes seguido de prueba y saca tus propias conclusiones.

Si eres de los que quieren tener mucha fuerza y músculo y no sabes qué comer, entonces visita el siguiente enlace:

DIETA ANABÓLICA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *