Entrena Tus Músculos de Forma Explosiva

entrena_tus_musculos_de_forma_explosiva

Todos quieren tener músculos y fuerza a la vez. Es la realidad. Pero para lograr un “paquete total” necesitas poder. En otras palabras, la habilidad de generar fuerza de manera rápida.

El problema es que la mayoría de los hombres cuando llegan a la edad de 25 años dejan de hacer deporte. El atletismo y el poder se evaporan muy rápido. Van al gimnasio y prefieren hacer caminadora o bicicleta estática.

Los métodos para seguir desarrollando un cuerpo y poder atlético desaparecen a medida que uno envejece. Uno ya no se siente tan invencible. Ese dolor en la rodilla, el hombro que “suena”, pocas noches de sueño y el estrés laboral. Todo esto afecta a las personas, y la mayoría de los hombres se alejan del entrenamiento atlético por miedo a sufrir una lesión.

La meta de cualquier persona es trata de desarrollar un cuerpo atlético con poder y libre de dolor. Un ser humano debe ser capaz de manejar cualquier desafío que le presenta la vida y debe ser capaz de mantener la suficiente confianza para atacar cualquier reto.

Lo mejor que puede hacer un ser humano es construir y mantener una base de fuerza. Cuando uno logra una base de fuerza es mucho más fácil atacar y experimentar con métodos más nuevos de entrenamientos y realizar ejercicios “funcionales” de manera eficiente.

Hay dos tipos de fuerza:

1. Fuerza Absoluta: la habilidad de levantar grandes pesos o una resistencia grande (sentadillas pesadas, empujar un carro, etc.)
2. Fuerza Relativa: ser fuerte para el tamaño de uno y ser capaz de moverse a través del espacio (correr, saltar, hacer suspensiones y moverse libremente).

Estos dos tipos de fuerza son muy importantes. Pero para lograr el verdadero poder, uno necesita generar fuerza de manera rápida, tanto contra grandes pesos y con el propio cuerpo.

Para desarrollar poder y estar libre de dolor, hay que construir una base fundamental de fuerza, como lo he dicho anteriormente, con movimientos que trabajen muchos grupos musculares a la vez son los ideales (sentadillas, peso muerto, preses, remo y suspensiones).

Fuerte es fuerte en todos los sentidos. No hay que limitarse a una sola variación de movimiento o ejercicio.

Ahora bien, a la hora de incrementar el poder hay dos métodos básicos:

1. Levantar pesos más pesados.
2. Levantar pesos más ligeros o el propio cuerpo más rápido.

Muchas personas pueden entrenar pesado, pero fallan en levantar pesos más ligeros de una forma rápida. Levantar pesos ligeros de manera rápida o explosiva tiene algunas ventajas como por ejemplo:

• Mayor reclutamiento de fibras musculares
• Menos estrés en el sistema nervioso central
• Menos estrés en las articulaciones
• Aumento en la frecuencia de entrenamiento

Lo que tienes que hacer es buscar un entrenador capacitado y con amplia experiencia que te pueda enseñar varios métodos de entrenamientos y ejercicios explosivos como movimientos olímpicos parciales o de esfuerzo dinámico para que puedas ir creando esa explosividad atlética.

Muy a menudo, sacrificamos el verdadero rendimiento por un cuerpo más “esculpido”, lo que yo llamo un cuerpo de modelo o de solo apariencia. Esto está bien cuando uno es más joven, pero a medida que uno envejece, es mejor ganar salud, atletismo y ser capaz de moverse de una manera más funcional.

Recuerda, cuando te enfocas en la explosividad de manera inteligente, puedes lograr y generar poder libre de dolor, y al final, tu rendimiento aumenta, así como también tu fuerza y atletismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *