El Poder de los $20 – Un Cuento de la Calle

un_cuento_de_la_calle_20_dolares

Parece ser que no importa lo positivo que tratamos de ser cada día, siempre va haber personas que nos van a tratar de tirar abajo.

Tú sabes a quien me refiero. Esas personas negativas y que siempre se quejan de todo. Ellos tratan de hacernos sentir tan mal como ellos mismos. Puede ser un amigo, un familiar, novia o un conocido.

La mayoría de las personas los pueden evitar, pero para algunos, ese negativismo puede consumir su energía día tras día y los puede afectar.

Una vez que los dejas ir y no le permites que afecten tú vida, vas a tener más tiempo para ti y vas a ser más feliz en todo lo que hagas.

Todo lo que tienes que hacer es darle “$20 dólares” y se habrán ido para siempre.

Déjame contarte una historia de la calle.

Había una vez un muchacho joven (Carlitos) que creció en el “guetto”. Fue en busca de ayuda por (Franco) el jefe de la banda más temido de todo el barrio. El papá de Carlitos (Rodrigo), siempre trató de alejarlo de la calle. Era un barrio duro y él sabía qué le podía pasar a su hijo adolescente en las calles.

Bueno, un día Franco se encuentra con Carlitos y le da el mejor consejo de su vida.

Carlitos le comentaba que le había prestado $20 dólares a otro joven del barrio. Y ahora este joven lo evita siempre, ya que no le quiere pagar. Carlitos estaba muy enojado, estresado y desesperado, ya que trató de ayudar a su supuesto amigo, y este se está haciendo “él juega vivo”.

Entonces, Franco le preguntó a Carlitos, Ese chico te cae bien?

Carlitos le dijo, “No, yo lo odio!”

Perfecto dice Franco, “entonces sólo te costó $20 para sacarlo de tu vida”.

Carlitos se quedó pensativo por unos segundos, y luego sonrió.

La moraleja de esta historia es: que no dejes a estas personas negativas, tomen parte de tu vida y tiempo.

Tú tienes metas, sueños y cosas que hacer. Mientras ellos están ocupados siendo miserables, tú ocúpate en vivir tu vida.

Rodéate de personas positivas y que tengan aspiración a lograr algo en la vida. Personas que tengan sueños y metas iguales a las tuyas. No dejes que una persona negativa tenga entrada en tu día.

Antes que nada, dale sus $20 dólares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *