¿Cómo Hacer que tus Hijos Coman Sano?

Todos los buenos padres quieren lo mejor para sus hijos. Eso incluye la buena salud, lo que significa que deben enseñarles a sus hijos a comer de manera saludable. ¿Cómo se hace esto? Sigue los siguientes 4 consejos que te presento:

1. No presiones a tu hijo para que coman alimentos saludables.

Este es un error común que cometen los padres de todo el mundo. Quieren que sus hijos coman de manera saludable, por lo que los presionan para que coman alimentos saludables de una sola vez. «Tienes que comer tus vegetales». Esto puede hacer que coman los alimentos en ese momento en específico, pero fomenta una asociación negativa con los alimentos, lo que a la larga los hace comer menos de los alimentos sanos.

2. Tienes que ser un modelo a seguir.

En lugar de obligar a tu hijo para que coma sus vegetales, da el ejemplo correcto. Tú debes de comer sano para que tus hijos te vean. Los niños con padres que dan el ejemplo correcto al comer muchas frutas y vegetales pueden terminar consumiendo muchas frutas y verduras, y lo más curioso es que piden comer más y más de estos alimentos buenos.
Otra cosa, por comer, me refiero a comer, no solamente decir y tú no hacerlo. Los niños no son estúpidos. Si les dices que coman de forma saludable, pero que no lo hagas tú mismo, detectarán la hipocresía.

3. No recompenses a tus hijos por comer de forma saludable.

Las recompensas confunden a los niños mentalmente. Esto se denomina efecto de la sobre-justificación en psicología. Incluso si alguien está motivado para hacer algo, proporcionar una recompensa inmediata, como dinero o dulces, para completar la tarea, les hace pensar que la recompensa es la razón por la que lo hicieron.

Entonces, si recompensas a tus hijos con dulces después de comer sus vegetales, ellos aprenderán que solo comieron los vegetales para obtener los dulces, incluso si originalmente le gustaba comerlos. En su mente, el valor de los dulces aumenta y el de los vegetales disminuye. Así que no recompenses a tus hijos por comer alimentos saludables. Enséñales las recompensas inherentes a los alimentos saludables: placer, saciedad y buena salud.

4. Aprende a cocinar.

Las personas comen alimentos que saben bien y los niños no son una excepción. Si no les das nada más que brócoli sancochado en casa mientras están expuestos a chocolates, papas fritas y sodas fuera de la casa, aprenden a asociar lo poco saludable con lo sabroso. Esa es una receta para el desastre. En cambio, una forma efectiva de aumentar el consumo de alimentos saludables es hacerlos más ricos al paladar.

Con eso en mente, agarra un curso de cocina o aprende recetas fáciles de un chef en libros o en el internet.

Relacionado: Nutrición Total con las Yemas de Huevo

CB_EN_250x250_Banner_FemaleFriendly1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *