3 RAZONES POR LAS CUALES NO TIENES MÚSCULOS

3_razones_por_las_cuales_no_tienes_musculos

La mayoría de las veces uno solo tiene que hacer el maldito trabajo. Es así de simple. Punto.

Qué comer, cómo entrenar, repeticiones, series, levantamiento olímpicos, zapatillas para entrenar, qué suplementos tomar?…bla bla bla…son las mismas preguntas de siempre, por la misma gente que nunca llega a crear músculo y fuerza.

A continuación te voy a presentar las 3 principales razones por la cual no aumentas ni una libra de músculo ni de fuerza:

1. TE PREOCUPAS DEMASIADO POR LOS PEQUEÑOS DETALLES

Muchas veces a la hora de entrenar hay que ir preparado con la mentalidad y con la actitud correcta. Esa sensación de destruir cualquier cosa que se interponga en tu camino.

Me imagino que has notado a alguien con una actitud pobre y pesimista, ya sea en el trabajo, en el gimnasio o simplemente con los amigos. Esa persona que siempre se queja de todo y que carga su energía negativa para todos lados. Esa persona que por lo general tiene cero éxitos en todas las áreas de su vida. Bueno, lo mismo pasa con el entrenamiento.

Deja de quejarte, deja de llorar como un bebe y deja de preocuparte por todo lo que te pasa. Lo que necesitas hacer es llegar preparado mentalmente para triunfar y destruir el gimnasio. Los problemas que tengas se dejan afuera del entrenamiento. Esa es la actitud que te llevará a la grandeza.

2. EXPERIMENTA MENOS Y ENTRENA MÁS

Tienes que dejar de estar cambiando de ejercicios a cada rato. Dejar de estar experimentando con ejercicios funcionales todo el tiempo y dedícale más tiempo a construir una base sólida de fuerza en tu cuerpo entero. Ejercicios compuestos como las sentadillas, peso muerto, preses, dominadas, dips, etc. deben ser la parte principal de tu entrenamiento. Una vez que llegues alcanzar cierta estructura sólida de fuerza, es cuando puedes experimentar con otros métodos de entrenamiento y otros tipos de ejercicios. Recuerda que una base fuerte hace que todo lo demás sea más fácil de alcanzar.

3. EXCUSAS

Pregúntale al chico flaco y desnutrido del gimnasio que desayunó, y te darás de cuenta porque sigue igual.

En cambio, si le preguntas al más fuerte, lo más probable es que te responda que se paró más temprano, preparó su comida con anticipación, y comió su desayuno rico en proteínas y carbohidratos y sin excusas.

La nutrición es la clave. Si te alimentas como un pajarito vas a terminar siendo un pajarito.

Te pregunto: cuánto quieres ganar? Realmente quieres crear músculo y fuerza? Entonces deja las excusas y ponte a trabajar.

DE INTERÉS: 8 CONSEJOS PARA LOS PRINCIPIANTES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *