2 Tips Mentales Para Comer Menos y Perder Grasa

Todos sabemos que hay que comer proteína magra y bajos carbohidratos para poder perder esas libras extras de grasa. Por supuesto que hay que estar haciendo algo de ejercicio, y si es de resistencia mucho mejor.

La proteína realmente te satisface y estimula las células cerebrales responsables en mantenernos alerta y también nos ayuda a quemar calorías. Pero, muchas veces necesitamos una ayuda extra más que la simple proteína y el consumo de menos carbohidratos. Por eso es que a continuación te voy a presentar dos de mis mejores trucos para que puedas comer menos y perder esa capa extra de grasa:

1. EMPIEZA CADA COMIDA CON VEGETALES Y ENSALADA

Cuando empiezas cada comida con vegetales verdes o una ensalada, vas a ingerir menos calorías, y al mismo tiempo vas a obtener un plato realmente nutricional. Esto lo puedes hacer en cada comida (incluyendo el desayuno).

Esto funciona porque los vegetales tienden a llenar más y te satisfacen, ya que requieren más tiempo en masticar, lo que se transfiere en una digestión más lenta, y como son ricos en fibra te llenan más rápido.

También puedes consumir tu proteína seguidamente y de último los carbohidratos. De esta forma ingieres menos calorías y realmente te sirve para mantenerte delgado.

2. COME MENOS COMIDA AL DÍA

Una forma realmente fácil de ingerir menos calorías es comer 2 comidas al día dos veces por semana.

Por ejemplo, los días que entrenas puedes comer 4-5-6 comidas regulares o lo que funcione normal para ti. Este plan requiere que estés comiendo comidas enteras densas en nutrientes al menos 80% del tiempo. Luego, en dos días a la semana (tú los escoges) vas a comer solo dos platos, puede ser el desayuno y la cena. Esto lo puedes hacer los días que descansas del ejercicio.

Por qué funciona esto? Simplemente porque consumes menos calorías a corto plazo, evitando los cambios hormonales que llevan seguir una dieta muy baja en carbohidratos. Además, las personas reportan un descanso mental de la costumbre de comer cada 2-3 horas y te ayuda a mantener tu fuerza de voluntad en los días que comes menos.

Lo increíble de esto, es que el cuerpo se acostumbra rápido y no pasas hambre. Luego puedes seguir comiendo normal el resto de la semana. Recuerda que son solo dos días a la semana.

Así que ya lo sabes, aplica estos dos consejos para quemar esas libras extras de grasa y recuerda que todo está en tu mente.

De Interés: La Excusa Perfecta: No Tengo Tiempo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *