2 Hábitos Poderosos Para Construir Autoconfianza

La autoconfianza es una serie de hábitos. Para algunas personas, estos hábitos ocurren naturalmente. Para la mayoría de nosotros, no tanto. La buena noticia es que cualquier ser humano los puede escoger y así empezar a ganar seguridad en uno mismo. Claro está, que para que funcione las personas lo deben aplicar rigurosamente y regularmente dentro de sus vidas.

Esto no le va a servir a cualquier persona. Esto te va a servir a ti si te comprometes 100% con ello y si creas la disciplina de hacerlo. Así que presta atención a los siguientes 2 hábitos poderosos:

1. VE A AL GIMNASIO

Así mismo como lo acabas de leer. Esto no es una opción que puedes pasar por alto, sobre todo cuando vas ganando más edad. Necesitas estar en forma, especialmente para evitar la degradación natural del músculo. Pero hay muchos otros beneficios a nivel de la mente y cuerpo bien documentados científicamente.

EL ejercicio regular te da la satisfacción de que has conseguido algo. Además, va hacer que luzcas bien, por lo tanto te vas a sentir bien con tu persona. Igualmente te ayuda a disminuir la ansiedad y la charla negativa contigo mismo. Y quizás lo más importante, es que el ejercicio regular es una señal sutil para ti de que puedes hacerlo. Puedes tener metas y lograrlas.

Por otro lado, cambia tu forma de pensar y hace que te sientas bien. Por eso hay que crear la disciplina y el hábito de realizar ejercicio físico hasta en los momentos más estresantes de nuestras vidas. Así preparas tu mente y cuerpo para poder seguir con autoconfianza, no importa las piedras que te tire la vida.

2. MEDITACIÓN

Aunque no lo creas la meditación no tiene nada que ver con las modas. Es para el cerebro lo que el ejercicio es para el cuerpo. Es más, meditar después de realizar una rutina de ejercicio intensa es uno de los hábitos más poderosos que puedes hacer.

Tampoco debe ser algo complicado. Trata de cerrar los ojos e irte a un lugar tranquilo y callado y despejas tu mente de todo pensamiento por solo 5 minutos. Has esto mientras respiras profundo. Este es el propósito principal de meditar. Darle un descanso a la mente, especialmente en el mundo estresante de hoy en día con las redes sociales, Netflix, teléfonos celulares y demás barreras que aparecen en esta vida urbana moderna.

Trata de incrementar el tiempo de tu meditación hasta media hora. Evita esos pensamientos que te roban la calma. No hay inseguridades que te controlan. Mira tus pensamientos por lo que son: “cosas que flotan por tu mente y que puedes crear o descartar cuando desees”. Ponte confortable con la paz y el silencio, y tu cerebro ya no buscará esa basura que te agobia. Es más, experimentarás una claridad mental que te va a servir para resolver los problemas de manera eficiente.

Así que ya lo sabes. Aplica estos dos poderosos hábitos para ganar autodominio y confianza y empieza a vivir tu vida de manera plena.

De Interés: Descansa y Duerme Como un Profesional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *