TIP # 99: PROTEGE TU ESPALDA CUANDO ENTRENAS

protege_tu_espalda_cuando_entrenas

No estoy hablando de las correas de peso para dicho propósito, que por cierto más del 99% de las personas la utilizan mal.

Esto es lo que tienes que saber: los discos espinales, los músculos y los nervios son extremadamente frágiles y están expuestos a lesionarse por malas prácticas y malas mecánicas del ejercicio, inadecuada aptitud física y una pobre progresión en el entrenamiento.

Lo que uno tiene que buscar es tratar de fortalecer toda el área sin causar ningún tipo de lesión.

Hay que fortalecer todos los músculos que estabilizan la espina (“core”) para prevenir posibles lesiones y aumentar la capacidad física.

Hay que enfocarse en la técnica correcta cuando se hacen ejercicios como las sentadillas, peso muerto y los movimientos olímpicos. No es el peso a utilizar. Es algo común dentro de los box de CrossFit en nuestro país. Las personas tienen una técnica horrible y los entrenadores no dicen o hacen nada. Por eso es que la gente se lesiona. Nunca hay que sacrificar forma por peso. La técnica en la ejecución del movimiento puede tomar cierto tiempo en aprenderse, pero al dominarla efectivamente va a determinar el progreso del atleta y va a brindar los mejores resultados.

Recuerda que la regla número uno es no causarse daño.

Por ejemplo, el trabajo tradicional de altas repeticiones en los “sit-ups” para los abdominales, eventualmente puede causar deterioro en los discos, con lo cual conlleva a sufrir de dolor lumbar en el futuro.

Los ejercicios preventivos deben iniciarse con solo el peso corporal como resistencia, y progresar pausadamente cuando no hay ningún tipo de dolor y cuando se domina la técnica.

La mayoría de las personas tienen una técnica incorrecta cuando realizan las sentadillas y los movimientos olímpicos.

Hay que aprender a realizar correctamente estos ejercicios para prevenir muchas lesiones. Si no sabes cómo ejecutarlos, contrata a una persona calificada y con amplia experiencia que te pueda ayudar.

DE INTERÉS: USO CORRECTO DE LAS CORREAS DE LEVANTAMIENTO DE PESO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *