La Realidad de Muchos Cuando Llegan a los 40 Años de Edad

Muchas personas piensan que están acabadas. Se casan, tienen hijos, el estrés, las deudas, la falta de sueño y la infelicidad aparecen como por arte de magia para hacer estragos. Problemas y más problemas es la receta cotidiana para muchos.

Creo que esto se da por falta de actitud hacia la vida misma y por el sistema robotizado en el que vivimos en el cual la educación y la misma sociedad nos manipula y nos ponen falsos estándares que confunden y adoctrinan la mente de todos. Pónganse a pensar en un momento con respecto a la educación: ¿A caso los textos escolares de primaria, secundaria e incluso los libros que usas en la universidad te dicen cómo prepararte para la vida? Para nada, esos temas no se enseñan y es por algo. Nadie te va a decir en un libro qué hacer cuando tengas hijos, deudas y problemas con tu esposa o esposo. Por esto es que la mayoría de las personas viven en un estado adormecido como si fueran títeres que solo nacen, crecen, estudian, trabajan, se reproducen, llegan a la edad adulta y mueren. Créanme, eso es solo una parte de la vida.

Aparentemente, y es casi algo seguro que cuando una persona llega a cierta edad piensa que está acabada. Esto puede incluir, pero tampoco se limita a lo siguiente:

  • Entrenamiento y ejercicio físico: una vez llegas a los 40 años de edad cambias el gimnasio o las actividades al aire libre por el sofá, la cerveza y la televisión. En otras palabras te conviertes en un ser patético.
  • Matrimonio: si llegas a sobrevivir los primeros 5 años del matrimonio, uno poco a poco se deja llevar por la rutina y empieza a sentirse emocionalmente inestable, débil y lleno de quejas y de llantos. Como lo mencioné anteriormente, creo que es un problema de actitud. Dicen que el 90% de tu felicidad dependerá de la persona con quien te casas, y lo creo en un 100%.
  • Si tienes hijos: es lo mismo que pasa con el matrimonio. Las prioridades cambian, pero tú eres el único que puede dominar tu tiempo y tu destino.

Por ejemplo, con respecto al ejercicio físico y el entrenamiento, no necesitas estar en un gimnasio de última moda y usar unas zapatillas de $100 para realizar ejercicios. Esto lo puedes hacer en tu casa o en el parque y hasta descalzo. Además, si tienes 40 años quiere decir que todavía te falta mucho por recorrer. No te dejes vencer, no tienes 80 años y no estás en una mecedora en estado decrépito. Así que deja de actuar como si no pudieras caminar y pararte derecho.

Claro está que ya no tienes 22 años, pero las reglas simples y básicas con respecto al entrenamiento y ejercicio físico se mantienen igual. Entrena tanto como te sea posible siempre y cuando te puedas recuperar efectivamente. Deja el ego aparte y amárrate los pantalones para aceptar la realidad. Por supuesto que puedes entrenar fuerte haciendo sentadillas y peso muerto, pero no pienses como si tuvieras 20 años. En otras palabras, no te pongas torpe y te pongas a utilizar pesos excesivos.

Te quiero decir que todavía te quedan muchos días. Aprende a dominar tu vida y no desperdicies tu tiempo en cosas que no valen la pena. Recuerda que tienes 40 años…no 80.

Relacionado: Por Qué No Puedes Bajar de Peso?

Fact4_IG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *