El Peso Muerto y el Sistema Nervioso Central

EL peso muerto y sus variaciones es un movimiento excelente para cualquier persona y deportista, ya que trabaja muchos grupos musculares a la vez, pero también puede ser muy dañino para el sistema nervioso central. Aquí te explicaremos por qué de esto y cómo lo puedes evitar.

No hay otro levantamiento más devastante que el peso muerto. Hacer records personales (PR) muy seguido, o hacer alto volumen con cargas pesadas, puede afectar negativamente tus entrenamientos por más de una semana. Por esta razón, no es recomendable entrenar peso muerto de manera muy intensa cada semana, a menos que tu sistema nervioso tenga una capacidad formidable de recuperación.

Por eso es que los grandes levantadores de fuerza en peso muerto, programan su entrenamiento de manera eficiente para no afectar su rendimiento y recuperación.

Levantar una gran carga en peso muerto puede ser algo satisfactorio, pero puede disminuir drásticamente tu rendimiento en las próximas sesiones de entrenamiento. Recuerda que la clave principal para las ganancias máximas, se miden por cuántas sesiones de entrenamiento eficientes tuviste.

Si eres joven y no tienes tanto estrés, duermes bien y no llevas una vida tan complicada, claro que puedes entrenar el peso muerto de manera más seguida sin ningún problema. Pero una persona con más de 30 años, casado, con hijos, con deudas, muchas responsabilidades, pocas horas de sueño y mucho estrés, debe tener cuidado con este levantamiento. No debe “pasarse” o sufrirá las consecuencias.

El primer signo de un sistema nervioso central fatigado es la disminución en la fuerza de agarre o “grip”. Así que cualquier cosa que trabaje tu fuerza de agarra al límite, va aumentar la demanda neural del ejercicio. Por otro lado, usar “straps” cuando uno realiza peso muerto, puede ayudar a disminuir la demanda neural del ejercicio y puede ayudarte a realizar más trabajo pesado más frecuentemente.

El peso muerto provoca más carga a la columna vertebral (carga axial) que una sentadilla. Además, el peso murto inicia su movimiento directamente desde el piso, por lo cual es un movimiento más duro. El sistema nervioso central tiene que activar más los músculos envueltos en el peso muerto, ya que no puede tomar ventaja del reflejo de estiramiento para mover el peso.

Dato curioso: la mayoría de las personas pueden utilizar cargas más pesadas en el peso muerto que en el “squat”. Estamos hablando de más del 10-30% en la mayoría de los casos. Claro está, que uno puede mover más peso en el “deadlift” por razones en la ejecución del movimiento, pero también porque más músculos están involucrados. Más peso equivale a más demandas neurológicas. También significa más estrés en el sistema musco esquelético y hormonal. Todo esto hace que el peso muerto sea un ejercicio sistemáticamente demandante por naturaleza.

Otro dato curioso, es mucho más fácil realizar un peso muerto con una carga máxima y ejecutarlo con una mala técnica. Esto no solo te pone en riesgo de lesión, sino que también está afectando tu sistema nervioso por el peso utilizado. Las repeticiones con mala técnica son una de las formas más fáciles de aniquilar tu sistema nervioso central.

El peso muerto es mejor programarlo con pesos sub-máximos (75-85%), a menos que seas un levantador de fuerza de clase mundial. Recuerda que al final a nadie le importa cuánto peso puedas levantar. Al único que le importa eso es a ti.

Si trabajas realmente fuerte en la técnica correcta y utilizas otros ejercicios primarios o de asistencia menos traumatizantes, tu peso muerto poco a poco va a mejorar y va a ser más fuerte, todo esto sin los efectos negativos que pueden afectar el resto de tu entrenamiento.

Relacionado: Programa Para Incrementar Tu Peso Muerto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *