El Ejercicio Ayuda Contra la Depresión

Siempre he creído que el ejercicio físico puede curar muchas cosas. No importa lo mal que haya sido mi día o los problemas comunes que uno presenta en esta vida, un entrenamiento corto despeja la mente y pone a uno de nuevo en línea recta. En minutos empiezo a sentirme con un mejor ánimo, tanto físicamente como mentalmente.

No es de sorprender, que no soy el único en reconocer los beneficios que presenta el ejercicio físico a nivel mental. Cualquier persona que haya pasado cierto tiempo entrenando te puede decir lo mismo. La conexión mente y cuerpo es imposible de negar. La ciencia también lo sabe, y hay cientos de estudios que validan el ejercicio físico como un tratamiento para la depresión.

Antes de continuar, tengo que decirles que no soy un doctor ni mucho menos padezco de depresión. Dicho esto, cualquier persona pensante reconoce que la depresión es un serio problema en el mundo de hoy en día. Me atrevo a decir que todos en algún momento hemos conocido a alguien o hemos sufrido de algún tipo de depresión. Por lo tanto, es bueno ver que muchos doctores prescriban el ejercicio como un posible tratamiento para este mal.

Cuando uno ve los nuevos estudios, uno debe verlo todo con una mente abierta. En otras palabras, en vez de sacar conclusiones apresuradas, prefiero que la evidencia hable por sí misma. Después de todo, la evidencia es la única conclusión que importa. Y al final, la respuesta es exactamente lo que esperaba que fuera.

Tomando mi propio ejemplo, el ejercicio siempre me ha ayudado a través de los momentos más difíciles en mi vida. El ejercicio es una terapia efectiva para curar muchos males. Uno se siente en mejor estado, con mucho más ánimo y la tensión desaparece, todo esto es innegable. Siempre salgo sintiéndome mejor que cuando comencé.

Para finalizar, el ejercicio físico, sin duda alguna, provee muchos beneficios para la salud, tanto físico como mental. Y afortunadamente, uno no tiene que sufrir de algún tipo de depresión para experimentar estos beneficios.

Y mientras puede sonar un poco raro para cualquier persona que nunca haya hecho ejercicio, estoy seguro que tiene mucho sentido para los que han estado en este juego por cierto tiempo.

Recuerda: no importa los problemas que tengas o si estás muy estresado, el ejercicio físico ayuda a despejar tu mente, y una mente despejada trabaja, piensa y funciona mucho mejor a la hora de tomar las decisiones más críticas en la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *