Controla El Estrés y Ganarás Músculo

controla_el_estres

Si hay alguna cosa en este mundo, sin duda alguna, que impedirá que no puedas construir músculo y perder grasa corporal, es el famoso estrés.

Ahora bien, hay ciertas personas que manejan muy bien el estrés o son inmunes a él. Estas personas han sido bendecidas con la inmortalidad.

Estoy hablando de los que solo observan las pesas y pueden construir músculo. Esos que duermen 5 horas solamente y tienen energía todo el día. De esos que tienen abdominales con una dieta rica en “cornflakes”, cervezas y donuts. Esos que trabajan 14 horas por día y están más en paz que el mismo Dalai Lama. Nunca leen nada acerca de entrenamiento ni siguen una dieta.

Amigos míos, tú no eres uno de esos. Ni mucho menos yo.

En cambio, los mortales que piensan demasiado, siempre con pensamientos indecisos, preocupaciones por el trabajo, con la familia, con las deudas, con la novia, que duermen poco y están cansados todo el tiempo, etc. Esos somos la mayoría.

Cuando juntas todo esto, creas un ambiente que fatiga tu sistema adrenal (las glándulas que están en la parte superior de tus riñones) y lo cual puede afectar potencialmente tu salud.

Tú, mi querida y delicada flor, debes tomar en consideración los consejos que voy a mencionar a continuación. De esta forma lograrás tus metas en cuanto a pérdida de grasa y construcción de masa muscular magra.

Para empezar, debes recordar este concepto:

TODO EL ESTRÉS AFECTA TU CUERPO, NO SOLAMENTE EL ESTRÉS FÍSICO CAUSADO POR EL ENTRENAMIENTO INTENSO.

Así que al estar en dieta, o si tienes una relación problemática, o si te preocupas mucho por la vida, tu trabajo y siempre estás amargado y cansado, todo esto va a activar tus glándulas adrenales. Y si hay muchos tipos de estrés combinados, aquí es donde empiezan los síntomas de la llamada fatiga adrenal.

Antes de proseguir, tengo que mencionar que la fatiga adrenal puede ser un poco confusa. Muchas veces es mejor llamarla disfunción adrenal o si quieren ser más específicos «desregulación del eje hipotálamo-hipófisis-tiroides-adrenal-gonadal».

El nombre es lo que menos, no se confundan. Pero el resultado es el mismo, y es lo que realmente importa.

Los síntomas más comunes y que pueden manifestarse de varias formas incluyen:

• Fatiga al despertarse en la mañana
• Cansancio durante todo el día
• Sentirse con energía en la noche a pesar de estar cansado durante el día
• Dificultad para concentrarse y recordar cosas (niebla cerebral)
• Recuperación muy pobre de los entrenamientos
• Problemas para dormir
• Antojos por comidas dulces y saladas en especial en horas de la noche
• Dolores de cabeza y cuello
• Pesadez y dolor muscular

Cualquiera de estos signos o combinación de los mismos son síntomas de que algo anda mal con nuestros cuerpos. En otras palabras, la carga acumulativa del estrés es muy grande.

¿Qué causa estos problemas? Aquí hay algunos de los culpables:

1. Tu estilo de vida que hace que segregues mucho cortisol, adrenalina y noradrenalina regularmente y durante un largo período de tiempo. Eventualmente, los receptores que responden a estas hormonas se insensibilizan. El cuerpo es una increíble máquina que se adapta a lo que sea y siempre se esfuerza por mantener la homeostasis, y una manera de hacerlo es mediante la regulación del número de receptores cuando se inunda el cuerpo con hormonas del estrés. Estas personas tienen síntomas de una función suprarrenal pobre y tienden a tener los niveles de las hormonas del estrés muy elevados.

2. Con el tiempo, el cuerpo puede dejar de segregar suficiente cantidad de las hormonas del estrés. Esto puede causar una disfunción en todo el sistema hormonal, afectando incluso los niveles de testosterona y tiroides.

¿Qué significa todo esto?

Que un exceso de estrés en tu vida puede contribuir a empeorar tu salud. Problemas hormonales, de tiroides, puede afectar enormemente tu rendimiento atlético y tu estado de bienestar en general. Así que con el tiempo vas a gozar de una salud pobre, vas a estar propenso a resfriados, problemas para perder grasa o construir músculo, cambios de humor y energía y una disminución en general de tu calidad de vida.

Ahora bien, recuerda que todos tenemos una tolerancia diferente al estrés y es importante tratar de controlarlo lo más posible, y más aún, si entrenas constante e intenso. Es una regla básica que debes tener presente. Así que incorpora actividades que reduzcan el estrés de tu vida, como por ejemplo:

• Meditación
• Una siesta (power nap)
• Respiración profunda
• Caminar en el parque
• Escuchar música tranquila
• Tener sexo
• Reírse todos los días
• Dormir de 8-9 horas por noche
• Practicar cualquier actividad que te relaje
• Practicar yoga

Al final, debes buscar una actividad que realmente te ayude. Por experiencia propia y con muchos conocidos, esto hace realmente la diferencia en tu calidad de vida, y es mejor que medicarse con esas “pastillas” que mandan para dormir y tranquilizarte.

A veces, solamente cuesta desprenderse de la vida diaria y no preocuparse tanto. Al final, el mundo seguirá dando vueltas de igual forma. Así que siempre lleva la delantera y maneja tu estrés para lograr más músculo y llevar una vida mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *