Consideraciones Positivas Para Tu Entrenamiento

aspectos_positivos_del_entrenamiento

1.  Tú realmente debes amar lo que haces para lograr el triunfo.

Siempre debes querer hacerlo.  Las razones detrás de tus metas, entrenamientos y objetivos, y tu idea del verdadero éxito, deben ser lo suficientemente fuertes para mantenerte con ello.  Esto lo tienes que tener en mente, independientemente si el éxito para ti significa cumplir con tus objetivos o solo con el hecho de que te gusta realizar algo por un tiempo definido.

Si no te gusta entrenar de cierta forma, entonces busca la opción en la cual te sientas más cómodo.  No todos los días van a ser excelentes, pero realmente debes amar lo que haces, para que puedas volver cada día con más ánimos.

Tal vez te encanta correr, pero has incursionado en otras cosas porque alguien más te lo dijo.  Si ese fuese el caso, no escuches a nadie más y sal a correr!  No sigas a las multitudes o la última moda.  Encuentra lo que te gusta y hazlo.  Esa pasión te va a mantener con vida y de esta forma vas a obtener resultados reales.

De repente te tome algo de tiempo encontrar tu pasión, pero sabrás que es lo tuyo cuando comiences a ver resultados.  No te estanques como en una relación, no siempre va a ser fácil o romántico, pero realmente valdrá la pena.

2.  La calidad es más importante que la cantidad.

La técnica correcta se desarrolla con el tiempo y debes ponerle concentración desde el primer día.  Tómate el tiempo para aprender, para hacer preguntas, para estudiar a otros y para contratar a un verdadero entrenador.

Trata de aprender de las críticas, haz tu investigación y trata de mejorar siempre.  Esto lo vas aprender con el tiempo y me lo agradecerás más adelante.  Acuérdate que vas a poder entrenar por mucho más tiempo si estás libre de lesiones.  Vas a obtener resultados más rápidos que te van ayudar a crecer y a exceder tu nivel.  Si experimentas cero resultados, entonces vas a tener que revaluar tu plan y tu técnica.  No malgastes los minutos haciendo las cosas de una forma incorrecta, sin embargo, ahorra tiempo y dinero y haz que tu sesión sea más efectiva entrenando de la forma correcta.

3.  La perseverancia es lo que separa a los exitosos de los no exitosos.

Los resultados no pasan de la noche a la mañana.  Siempre van a haber días malos, pero la consistencia es donde los resultados se encuentran.  Los verdaderos resultados se construyen en una sesión de entrenamiento a la vez.  La mayor cantidad de tiempo que le dediques a tu entrenamiento con un programa efectivo (a lo opuesto a uno diseñado para todo el mundo), va a ser que termines bien y con mejores resultados.

Así mismo como una idea puede ser el inicio de un negocio, pero un negocio no se construye con una sola idea.  El éxito de esa idea requiere tiempo y va a depender de muchos factores para que se haga realidad.  Atrévete a ser esa persona que no se rinde.  La forma como perseveras es lo que te lleva por encima de los demás.

4.  Tu tiempo es limitado, no lo gastes tratando de vivir la vida de otra persona.

Realmente estás entrenando de la forma que te gusta?  Te sientes satisfecho contigo mismo?  Te estás comparando con otras personas basado en la “última moda” y con metas no reales?

Uno de los mayores obstáculos de los seres humanos es el tiempo.  Pero no importa lo limitado que es tu tiempo, lo que hagas con tu tiempo es lo que realmente hace la diferencia.  Hay personas que se despiertan a las 5:00 a.m. para entrenar.  Y muchas otras toman su hora de almuerzo para ir al gimnasio.  Debes aprovechar el tiempo al máximo con las cosas que te gusta hacer.  Va haber sacrificios, pero la vida es muy corta y si no haces el tiempo para lo que te gusta, entonces solo estás viviendo por vivir y sin ningún sentido.

5.  El fracaso es el verdadero camino hacia el éxito.

Los fracasos nos enseñan lecciones y nos preparan para el futuro para no volver a cometer los mismos errores.  El fracaso te va ayudar a construir fuerza mental.  No va a ser fácil y es muy duro levantarse y ponerse de pie cuando haz tocado el fondo.  Pero en vez de lamentarte o ignorar la situación, toma una evaluación realista de lo que sucedió, aprende de ello, y sigue hacia delante de una forma inteligente y más fuerte.

No tengas miedo a fracasar.  La sensación de logro o éxito que viene después de superar una dificultad, una situación realmente mala o un defecto, vale cada gramo de esfuerzo para nunca dejar de e intentarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *