Es Tu Cuerpo – Es Tu Problema

La realidad es que todo el mundo se está convirtiendo en gordo (sin ofender a nadie). El problema de la obesidad ya es un factor a nivel mundial. Y la mayoría de estas personas solo saben culpar a las circunstancias:

• Las dietas: muy duras de seguir y hay cientos de ellas.
• La industria del fitness: conflictiva, muchas modas, tendencias y confusión.
• Azúcar: adictiva.
• Comida rápida: no saludable y te engorda.
• Gimnasios: intimidantes para muchos.
• Esposas: tienden a tentarte con comida chatarra.
• Hijos: hacen que les compremos comida de la peor clase.
• Trabajos: causantes de mucho estrés y nos hacen sedentarios sentados todo el día.
• Revistas y redes sociales: usan Photoshop y personas que se ven realmente bien.

A caso estás cosas juegan un rol en el desarrollo de la obesidad? Indirectamente, tal vez. Pero la verdadera respuesta solo la puedes tener tú y la acción que hagas con respecto a ellas.

Muchas personas hoy en día todavía no han sido picadas por el mosquito del “fitness”. No están relacionadas con los gimnasios, salir a correr o pensar acerca de macronutrientes, calorías y comidas bajas en grasas. Lo cual es normal y me parece bien.

Cada quien hace lo que tenga que hacer. Hay algunos que hacen lo que sea para poder alcanzar sus metas en cuanto a llevar una vida sana. Contratan a un entrenador personal, leen libros, investigan e incluso cocinan sus comidas con anticipación. Hay otros que no salen tanto a comer afuera, otros ponen de prioridad su sueño y se juntan con personas con los mismos intereses (comunidad del CrossFit por ejemplo).

Lo mismo pasa contigo. Si estás con sobrepeso, no dejes que nadie te diga que no tienes una opción o que estás predestinado a vivir de esta forma por siempre. Por qué de esto? Porque si piensas de esa forma, probablemente no te vas a sentir con confianza suficiente para tomar el control de tu vida, o al menos no a largo plazo.

Si no te importa mejorar tu salud o cambiar tu cuerpo para ser una persona mejor y más fuerte tanto física como mentalmente, entonces simplemente es tu problema. Tú vas a priorizar lo que es importante para ti en la vida. Pero no digas que el mundo o la industria del fitness te han fallado, o que las dietas no funcionan, o que los restaurantes de comida rápida están por todos lados o que tu familia o novio no te apoyan. No culpes absolutamente a nadie, ya que si vas a “echarle el muerto a alguien”, recuerda que es tu cuerpo y es tu problema, y tú eres el único responsable de lo que te pase.

El juego de culpar a las cosas no va a ser que te sientas más saludable o más fit. No funciona para el resto del mundo, así que no esperes que funcione para ti. La pregunta es: estás dispuesto a luchar contra los desafíos de la vida o dejar que te atropellen? Recuerda que la decisión es tuya. Siempre lo ha sido. Siempre lo será.

De Interés: La Peor Moda del Fitness Hoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *