3 Simples Pasos Para Crear Buenos Hábitos

como_crear_buenos_habitos

A continuación te voy a presentar una forma fácil y sencilla para que puedas desarrollar buenos hábitos en tu vida. Es tan simple de seguir y funciona al 100%, y consta de 3 pasos solamente.

Primero que todo, te voy a decir las 3 reglas. Después, te voy a explicar cómo las puedes aplicar a tu rutina diaria y cómo practicarlas.

3 REGLAS PARA DESARROLLAR BUENOS HÁBITOS

1. Debes de empezar con una versión del hábito que sea muy fácil para ti. Algo simple de seguir que casi no te cueste nada y que no sea nada dificultoso.
2. Debes incrementar tu hábito todos los días, pero de una forma mínima. O sea, muy poco a la vez.
3. Después de incrementar tu hábito, todas las repeticiones deben mantenerse fáciles de seguir. Puedes desglosar tu hábito principal en pequeñas piezas o metas si es necesario.

Ahora bien, vamos a ver como lo puedes aplicar a la vida real.

EL HÁBITO DE LA PECHADA O LAGARTIJA

Un dato curioso: entre más pechadas hago, mis articulaciones se sienten más sanas y me mantengo más delgado. Por esa razón, es bueno hacer lagartijas diarias.

• El primer día empieza con 10 pechadas, que solamente te puede tomar 15 segundos. (Regla 1.)
• El segundo día haz 11 pechadas. Esto es un avance muy mínimo. (Regla2.)
• Ahora continúa este patrón de añadir 1 pechada más cada día. (Regla 3.)

Una vez que puedas llegar a muchas pechadas, debes agruparlas en pequeñas series. Por ejemplo, si puedes hacer 50 pechadas seguidas, puedes hacer tres series de 20-20-10. Al día siguiente, añade una pechada más. Ej. 20-20-11 y así sucesivamente cada día.

Hay algunas consideraciones que pasan aquí:

Primero: cuando empiezas con un hábito sencillo de seguir, construyes capacidad de trabajo. En otras palabras, te enfocas en el volumen de lagartijas, lo cual te va a servir para que puedas manejar más intensidad posteriormente.

Segundo: cuando incrementas el número de pechas poco a poco cada día, tu cuerpo se puede recuperar y crecer de forma eficiente.

Tercero: cuando reduces el hábito principal en varias partes, no causas un agotamiento mental ni físico.

Y lo más importante de todo, te estás enfocando en crear el hábito en vez de estar preocupándote por el resultado. Estás desarrollando la destreza de ser consistente y disciplinado, que es una valiosa habilidad que puedes aplicar a casi cualquier parte de tu vida.

¿CÓMO PUEDES USAR ESTO EN LA VIDA REAL?

Aquí te presento otras formas que lo puedes aplicar a tu vida para ganar buenos hábitos.

MEDITACIÓN: Medita a diario para combatir el estrés y brindarle a tu cuerpo y menta tranquilidad.

• Día uno, medita por 60 segundos.
• Día dos, medita por 70 segundos.
• Continúa con este patrón hasta alcanzar el tiempo deseado. Cuando llegues a 10 minutos de meditación seguida, puedes dividir tus sesiones en bloques. Por ejemplo, medita por 5 minutos en la mañana y otros 5 minutos por la tarde.

También puedes probar con caminar. Es simple, añade 50-100 pasos de más diarios y sigue el patrón de los ejemplos anteriores. Otra cosa que puedes hacer es leer. Empieza con 5 minutos de lectura y vas aumentando 1 minuto más por día.

Sé que estos pequeños incrementos pueden llegar a tener cero significados, especialmente al principio. Pero los pequeños hábitos pueden dar lugar a progresos increíbles muy rápidamente.

Haz la prueba con los ejemplos que puse arriba. Hazlo durante un mes seguido y saca tus conclusiones. Y recuerda siempre:

“Qué es mejor cojear por el camino que avanzar a grandes pasos fuera de él. Pues quien cojea en el camino, aunque avance poco, se acerca a la meta, mientras que quien va fuera de él, cuanto más corre, más se aleja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *