Remedios Fáciles de Aplicar Cuando uno está Desmotivado

desmotivacion_en_el_gimnasioAlguna vez te ha pasado o has experimentado una falta de energía o motivación cuando vas a realizar ejercicios?  Y lo más importante, sabes qué hacer cuando te llega a pasar?  En el siguiente artículo voy a mencionar algunas consideraciones que puedes poner en práctica cuando tu cuerpo y tu entrenamiento no van de la mano.

Algunas veces solo tienes que empezar a realizar ejercicios y ya.  Una vez que empiezas, el cuerpo se acostumbra, empiezas a sudar y terminas obteniendo una gran sesión de entrenamiento.

Dependiendo de tu personalidad, es posible que solo sean excusas baratas.  Si llegas a pasar esa etapa de pereza incontrolable que aqueja a muchas personas, entonces lo más probable es que sepas diferenciar entre la pura holgazanería y cuando tu cuerpo realmente no está preparado para actividades físicas.

Otras veces te puedes sentir débil y con bajos niveles de energía, y lo es porque tu cuerpo se encuentra de esa forma.  Lo que realmente importa es saber distinguir cuando se presentan estos síntomas.

Muchas veces te sientes agotado y no es una cuestión física, sino una cosa mental o emocional.  Y ambas van ligada una de la otra, y pueden afectarse entre ellas.  El estado mental cuando haces ejercicio es muy importante.  Si te encuentras desmotivado, lo más probable es que tengas una sesión de ejercicios deficiente.  Hay muchas cosas que puedes hacer para prepararte mentalmente, por ejemplo: has ejercicios de calistenia antes de entrenar, meditación y respiración profunda o visualización de lo que quieres lograr. Recuerda que todo en esta vida es mental, y solo depende de ti obtener tus metas.

Otro escenario sería el aburrimiento, y es muy común entre las personas.  Pero si vamos un poco más profundo, puede que sea tu sistema nervioso central que se encuentra cansado de los mismos movimientos y ejercicios que repites una y otra vez.  Al hacer algo completamente diferente, puedes llegar a divertirte a lo grande y la das algo de variedad a tu entrenamiento.  La consistencia es necesaria para ver los resultados, pero de vez en cuando hay que probar cosas diferentes para salir de la rutina.  Prueba con una clase de CrossFit o un entrenamiento de solo ejercicios corporales o ejercítate al aire libre.

En conclusión, quiero decirte que puedes combinar todas estas ideas.  Si no te sientes con ganas de entrenar o realizar ejercicios, cambia tu estado mental primeramente, después empieza una rutina básica de corta duración que no sea intensa y que combine ejercicios nuevos.  Al incorporar estos consejos, creo que puedes llegar a tener una excelente sesión de entrenamiento, y esto es mejor que no hacer absolutamente nada.

Suerte con tu entrenamiento y continúa progresando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *