EVITA LA CAFEÍNA DESPUÉS DE ENTRENAR

Tomar café o bebidas energéticas después de un entrenamiento fuerte (endurance, pesas, Crossfit) es un error enorme que cometen muchas personas. Esto afecta totalmente el proceso natural de recuperación del cuerpo. Cuando uno realiza ejercicios uno segrega cortisol para “enfrentar” la tensión producida por el entrenamiento. Esto es un proceso normal que pone al cuerpo en un estado catabólico (destrucción del tejido muscular).

Al mismo tiempo, el cuerpo está produciendo testosterona. El balance adecuado de la relación testosterona/cortisol después del entrenamiento es importante para la recuperación. Inmediatamente terminada la actividad física, la prioridad principal de la persona es tratar de bajar los niveles de cortisol, en otras palabras, hay que trata de optimizar la recuperación muscular. Por eso es que es tan importante lo del batido de proteínas o nutrición post-ejercicio. Esto hace que tu cuerpo pase de un estado catabólico a uno anabólico. Sin embargo, la cafeína hace todo lo contrario. La cafeína solo se debe tomar pre-entrenamiento.

Qué es lo normal que hacen muchos apenan se levantan? Toman café para despertarse. A medida que ingieres tu café, las glándulas adrenales comienzan a producir cortisol. El cortisol es una hormona estimulante, y al mismo tiempo es catabólica. En momentos de estrés, el cortisol es nuestro mejor amigo. Por ejemplo, cuando nos van a robar, cuando nos ataca un animal, etc. Pone al cuerpo en un estado de “alerta o pelea”. El cortisol es la hormona que descompone la proteína para la energía, lo que es ideal antes de realizar un sentadilla o peso muerto realmente pesado. Pero si lo ingieres post-ejercicio, lo más probable es que prolongues el estado catabólico.

La cafeína puede ser un arma de doble filo. Es ideal para tener esa alerta y energía extra para antes de entrenar o para quemar grasa. Pero si eres de los que siempre la necesitan para poder sobrevivir, entonces tienes un problema muy serio.

Tomar café o bebidas energéticas varias veces por día, puede hacerte codependiente de la misma. O sea, que vas a requerir estos estimulantes para poder tener energía siempre. El síntoma clásico de una adicción a la cafeína es sentirse “eléctrico pero cansado” al mismo tiempo. Esto es una señal clara de que debes hacer un alto rápidamente. Si se diera el caso, deberías buscar la ayuda de un especialista para que pueda poner tus glándulas adrenales en orden.

Ahora bien, todos metabolizamos la cafeína de diferentes formas. Están los “metabolizadores rápidos” que pueden tomarse un café a las 8:00 p.m. y a las 9:30 p.m. están dormidos. Y están los “metabolizadores lentos” que son los que toman un café a media mañana y están ansiosos todo el día y tienen dificultad para dormir en la noche.

Si eres un “metabolizador lento” y muy sensitivo a la cafeína, entonces deja el café par antes del mediodía. Si eres un “metabolizador rápido”, evítalo después de las 3:00 p.m. Tomar café muy tarde puede elevar los niveles de cortisol. Recuerda que cuando el sol se está ocultando, también lo hace tu cortisol de forma natural. La puesta del sol u ocaso es la señal para que el cuerpo reduzca la producción natural de cortisol, lo que permite la producción natural de melatonina, que es algo crítico para poder dormir y recuperarse adecuadamente.

DE INTERÉS: SUPLEMENTOS POST-ENTRENAMIENTO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *