DUERME LO MÁS QUE PUEDAS

La falta de sueño hace que tus hormonas vallan en dirección contraria. Muchos estudios científicos han demostrado que una noche pobre de sueño puede afectar y alterar negativamente tu sensibilidad a la insulina. Además, las personas que tienen patrones pobres de sueño están propensas a consumir más azúcar de lo normal.

Una buena noche de descanso es un factor clave para mantener la energía mental y física para realizar las tareas diarias.

La optimización natural de los niveles de tus hormonas anabólicas es una parte muy importante para el proceso de recuperación, especialmente cuando se relaciona al entrenamiento de resistencia con pesas (no importa el método utilizado).

La falta de sueño es una causa común de fatiga muscular y sobre-entrenamiento. Además, es el factor más sobreestimado de la recuperación muscular.

Mientras que muchas personas tienen problemas para poder dormirse, muchos más experimentan dificultad para mantener un estado profundo de sueño.

Si te levantas cansado en la mañana, es simplemente una señal de que tu calidad de sueño la noche anterior fue pobre.

Altos niveles de estrés son la razón principal detrás de los problemas del sueño.

En conclusión, quiero decirte que el conocimiento no es poder, solamente el conocimiento bien aplicado es poder. Trabaja duro y utiliza un plan individualizado que se ajuste a tus metas. Ahí está el secreto del triunfo.

Recuerda que los rasgos más comunes de las personas exitosas dentro de este juego son:

• Un sentido de urgencia para alcanzar metas establecidas.
• La capacidad de estar centrado incluso cuando se presenten los problemas más difíciles.
• La habilidad consistente de ejecutar un entrenamiento sin espacios para excusas y quejas.

Así que recuerda dormir lo más que puedas, incluso si es tomando siestas.

Suerte con tu entrenamiento y continúa progresando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *