Ansiedad Por Comer Tarde en la Noche

La mayoría de las personas que tienen problemas para controlar su peso tienen algo en común: “saben que la noche es peligrosa”. Uno puede controlar las porciones de comida durante el día y puede optar por muchas opciones saludables, pero cuando llega la noche, la cosa cambia. Pareciera ser que uno se convierte en vampiro, pero no para chupar la sangre, sino para acabar con la nevera entera.

Hay muchas razones por las cuales las personas comen de más en la noche. Aquí te presento las más comunes:

1. HÁBITO: durante el día las personas controlan las calorías un poco más. Pero en la noche cuando uno está relajado y fuera del trabajo, uno ingiere comida de más por simple hábito.

2. OPORTUNIDAD: la mayoría de las personas están ocupadas desde que abren los ojos en la mañana y durante todo el día en el trabajo, hasta que llegan a la casa y comienzan a pensar en la cena y en el postre. La oportunidad es excelente para comer toda la noche hasta unos cuantos minutos antes de dormir.

3. ESTRÉS: las personas con altos niveles de cortisol tienden a comer de más en la noche. La razón suele ser emocional (comer es placentero y reduce los sentimiento de tensión).

4. EVOLUTIVO: para nuestros ancestros, pasar hambre en la noche era una adaptación necesaria para continuar buscando el alimento y calorías para poder vivir. Hoy en día los humanos todavía tenemos estos genes evolutivos.

5. HORMONAL: las personas obesas tienen elevadas las hormonas del hambre durante la noche, mientras que las hormonas de saciedad que le dictan al cerebro que uno está lleno y satisfecho están bajas. Este efecto es amplificado directamente en respuesta al estrés.

6. EMOCIONAL: durante la noche, muchas personas tienen sentimientos de aburrimiento y soledad, y lo único que se interpone es la comida. Los humanos tiene el mal hábito de copiar estos sentimientos emocionales con los alimentos, y muchas veces es demasiada comida de una sola vez.

¿CÓMO SE PUEDE EVITAR TODO ESTO?

• Opta por comer proteína magra de calidad con grasas buenas y abundantes vegetales durante todas tus comidas. Trata de comer la mayoría de tus carbohidratos compuestos antes y después de entrenar.

• No veas televisión y olvídate de tu celular una hora antes de dormir. Esto altera el cerebro y se te hace difícil poder relajarte. Opta por leer un buen libro.

• Trata de manejar el estrés durante el día. No dejes que se eleve poco a poco mientras pasan las horas. Respiración profunda, meditación y hacer ejercicio regularmente son métodos efectivos para reducir completamente el estrés. Recuerda tratar de llevar una vida alegre a través de salidas sociales con amigos, risas, salir con el perro a caminar, etc.

• Planifica tus comidas con anticipación. Sin un plan nutricional estructurado, lo más probable sea que ingieras cualquier clase de comida chatarra. Cuando cocinas tus alimentos de ante mano, aseguras consumir opciones saludables. Recuerda que todas tus comidas deben tener algo de proteína magra y vegetales. Deja las papitas fritas y los refrescos azucarados para otra ocasión.

• No mantengas comida chatarra en tu casa. Si tienes comida chatarra en tu nevera y despensa, lo más probable sea que te la comas toda durante la noche. Crea el éxito removiendo todas estas cosas de tu casa, y te aseguro que no vas a tener la tentación de comerlas.

Relacionado: Guía Para Una Súper Dieta

CB_EN_300x300_USABanner_Cutting1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *