TIP # 124: NO ENTRENES HASTA EL FALLO MUSCULAR

Muchas personas todavía piensan que una buena sesión de entrenamiento se dictamina por lo cansado que uno quede después de la actividad física o de cuanto uno este adolorido muscularmente al día siguiente.

Esto es un mito que todavía prevalece en muchos círculos de entrenamiento. La mayoría de los que entrenan realmente fuerte piensan que una buena rutina, “wod” o sesión de ejercicios tiene que ver con lo cansado y adolorido que uno quede.

Escuchen esto: no necesariamente tienes que quedar en el piso sin poder respirar o vomitando para que tu sesión sea productiva. Hay que entrenar intenso, pero inteligentemente.

Muchos piensan que si uno no llega a la fatiga muscular, no están haciendo nada y que no van a tener resultados. Un programa bien diseñado te va a llevar al éxito, no al cansancio. Por cierto, quien quiere estar adolorido siempre?…eso limita tu capacidad de entrenar efectivamente. Además, no he sabido ni he leído de ningún estudio científico deportivo que enlace o asocie el dolor muscular post-ejercicio con la ganancia de fuerza, hipertrofia muscular (creación de músculo) o mejoras en el desempeño atlético.

Recuerda: cualquiera puede quedar cansado después de entrenar, pero pocos logran la verdadera fuerza, ser más rápidos, flexibles y con mejor condición cardiopulmonar.

DE INTERÉS: UN ENTRENAMIENTO PRODUCTIVO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *