Mayor Fuerza y Resultados en tus Entrenamientos

entrenamiento_fuerza

Creo que uno de los mejores libros sobre el entrenamiento de fuerza que existe, y que exhorto a que lean es “La Ciencia y Práctica del Entrenamiento de Fuerza” (Science and Practice of Strength Training) por Vladimir Zatsiorsky. Este libro revela de forma muy simple el verdadero secreto para ganar fuerza.

Resumiendo algunos puntos de este libro, podríamos llegar a las siguientes conclusiones:

“Haz tanto trabajo como sea posible, tan frecuentemente como sea posible, estando tan fresco como sea posible.” En la última parte de esta frase es donde se encuentra el verdadero secreto “tan fresco como sea posible”.

Tienes que saber administrar tu fatiga y energía. Siempre lo digo, no es la cantidad de trabajo que se haga, sino la calidad. Hoy en día, existen varios sistemas de entrenamiento los cuales dictaminan las siguientes variables:

1. Hay que sentir la quemazón en los músculos para realmente ver resultados
2. Mejorar el tiempo en cierto tipo de entrenamiento o ejercicio
3. Llevar todo hasta el fallo o fatiga muscular

Esto es algo muy común dentro de los círculos de entrenamientos. Nos lavan el cerebro en el sentido de creer que cuanto más ejercicio se haga y más cansado uno este al finalizar los entrenamientos, mejores serán los resultados. El “no pain, no gain”. Desafortunadamente mis queridos lectores, más bien se cumple lo contrario a esta falsa creencia.

Para ver resultados reales dentro de tu entrenamiento, tienes que buscar una forma de manejar tus niveles de fatiga muscular. Si realizas entrenamientos muy intensos y brutales muy seguidamente, más vale que le estés prestando mucha atención a tu calidad y cantidad de sueño, así como también a tu alimentación. Esto independientemente de cuál sea tu meta: ganar fuerza, quemar grasa corporal o mejorar tu acondicionamiento en general.

Si no puedes descansar y tener una cantidad de sueño de calidad, entonces es mejor que revalúes tu vida y tus entrenamientos, ya que estarás dando vueltas y vueltas y dirigiéndote al estancamiento.

Si tienes mucho estrés en tu vida y no puedes lograr dormir más 6 horas seguidas, entonces revalúa lo siguiente:

1. Descansa más entre series
2. Entrena con menos frecuencia
3. Realizas tus entrenamientos más cortos
4. Realiza tus entrenamientos menos intensos

Hay probabilidades muy altas de que si te encuentras estancado y no estás logrando y viendo los resultados deseados, es porque simplemente no te estás recuperando debidamente entre un entrenamiento y el otro. Y eso puede ser porque esos entrenamientos son:

1. Demasiado duros
2. Demasiado largos
3. Demasiado frecuentes

Para muchas personas, poder manejar la fatiga muscular puede ser tan simple como dormirse antes de las 10 de la noche, para muchos otros puede ser dejar de entrenar 5 veces a la semana y comenzar a entrenar 3 veces a la semana, o simplemente para algunos es tratar de evitar todo tipo de estrés al 100%.

Sea lo que sea para ti, tienes que recordar que cada uno de tus entrenamientos lo debes de realizar “tan fresco como sea posible”.

Ese es el verdadero secreto para el éxito de tu entrenamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *