20 LECCIONES-APRENDIZAJES-ENSEÑANZAS

Muchas veces el tiempo pasa muy rápido, otras veces es muy lento. Como quiera que sea, siempre el viento deja huellas en el camino. Al pasar de los años, uno comienza a pensar en lo que uno ha aprendido en la vida y sobre todo uno se pone a pensar en lo que le ha ocurrido. Es por eso, que he recapitulado algunas ideas que se me vienen a la mente y quiero expresarlas para ustedes mis queridos lectores.

1. Respeta a todo el mundo: es normal estar en desacuerdo con las opiniones de las otras personas, pero al menos demuestra algo de respeto por sus ideologías.

2. Equivócate porque es liberador: no lo podemos saber todo, es muy inteligente admitir y no tener miedo cuando nos equivocamos o cuando no sabemos algo.

3. Cuando te equivocas, aprende de la lección: de esta forma no cometes el error nuevamente.

4. Acuéstate temprano: la realidad es que las personas que duermen toda la mañana son perezosas. Los ganadores siempre empiezan el día bien y hacen las cosas que deben hacer.

5. Aprende de los mejores: aprende de todas las personas mejores que tú. Recuerda que todo el mundo es mejor en algo.

6. No pierdas el tiempo en batallas imposibles de ganar: a quién realmente le importa si ganas? Sigue hacia adelante y trata de ser mejor cada día.

7. Prepárate para lo peor: perderás tu trabajo, alguien cercano a ti morirá, etc. Igual vas a tener que seguir adelante con tu vida y seguir pagando las deudas. Siempre prepárate!

8. No prometas cosas que no puedes cumplir: muchas veces es mejor decir la verdad o simplemente decir que no se puede.

9. Tienes que saber la pregunta antes de la respuesta: piensa en una sola elección. Es fácil decir: voy hacer “esto” para mejorar el mundo en que vivimos. Luego obtienes el trabajo de político y no puedes ser exitoso en tu labor. La razón es que las personas aman saber la respuesta antes de saber la pregunta.

10. Trata de mejorar la vida de otra persona, de alguna manera, todos los días: recuerda que todo lo bueno que hagas se te devolverá.

11. Se honesto contigo mismo y con otros: cuántas personas te dicen que todo está bien, pero en verdad no es así? La verdad es que eso no se siente bien, así que no te lo hagas a ti mismo ni a los demás.

12. El dinero controla el mundo: no podemos evitar esto, pero no dejes que te controle. Haz lo suficiente para ser feliz, pero no seas un esclavo del dólar. Mi carro costó 7k. Un nuevo carro no va a cambiar mi vida.

13. Disfruta del viaje: la vida es un viaje y muchas veces las personas dicen que tienes que vivir el día a día ya que la vida es muy corta y se va muy rápido. Hay algo de cierto en esto, pero la vida es el camino más largo que vas a recorrer hasta el último día de tu existencia. Así que disfruta de la travesía.

14. Lee algo todos los días: aunque sea 15 minutos, pero hazlo todos los días. No creerás todo lo que puedes aprender.

15. Aprende de los más fuertes: siempre tienen algo que enseñar.

16. Entrena y realiza ejercicios: un cuerpo sano fortalece la mente, y una mente fuerte te ayudará en muchas cosas en la vida.

17. Deja de quejarte: cada vez que estés a punto de quejarte por algo, detente y pregúntate algunas cosas. Si tú queja cambiará algo? Recuerda que el mundo seguirá dando vueltas. Muchas veces no podemos controlar lo que no es controlable. Al final dentro de 5 años ni te acordarás ni te importará.

18. Vive fuera de tu zona de confort: muchas veces para alcanzar algo bueno debes de salir y experimentar afuera de tu zona de confort. Te sorprenderás lo capaz que eres y lo que puedes lograr. Recuerda que todo está en tu mente.

19. Comparte lo que sabes: si estás leyendo esto por favor compártelo con los demás. Tu eres una de las mejores personas y más maravillosas del universo. Comparte lo que sabes en cualquier forma que puedas. Recuerda que de nada sirve el conocimiento si no puede ser compartido.

20. Da gracias por todo lo que tienes: por la vida, por la comida, por tus amigos, por tu novia, por tu entrenamiento, por tus familiares.

En conclusión, espero que algo de lo que he escrito te haya hecho pensar en la vida. Y recuerda que cuando llegas al final del camino, no importa lo mucho que tienes. Lo que realmente importa es el impacto que hayas hecho con tu vida y con la de los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *