2 Reglas Para Entrenar Cuando Estás de Viaje

Paras las personas que viajan muy a menudo por cuestiones laborales, es muy difícil mantenerse con la rutina de ejercicio o entrenamiento. Uno se encuentra en una ciudad totalmente diferente y muchas veces es algo dificultoso encontrar un buen gimnasio y comida de calidad. Súmale a esto el cansancio, el “jet lag” y todo el estrés laboral y compromisos que hay que abordar. La verdad que es un desastre. Los demás piensan que uno está viajando y disfrutando, pero la realidad es que uno casi ni duerme y las tareas del trabajo consumen la mayoría del día.

Por eso te voy a presentar 2 reglas básicas que debes seguir la próxima vez que te toque viajar. Creo que esto va a ser de gran valor para ti, así que sigue estas dos simples reglas:

1. Realiza 30 minutos de actividad física a primera hora de la mañana.

Es difícil entrenar cuando uno está de viaje. Uno siempre se encuentra ocupado y lo más curioso es que lo primero que uno evita es el ejercicio. Por eso es que siempre recomiendo hacer el compromiso de entrenar apenas te despiertes. Toma algo de café o come algo muy ligero y ataca esa rutina de una vez. No importa que no sea un entrenamiento completo. La idea es hacer algo aunque sea caminar, yoga, pechadas, etc. por 30 minutos. Recuerda que algo es mejor que nada. Esto te va ayudar a quemar unas cuantas calorías extras y a elevar tu metabolismo.

Si haces esto a penas sales de la cama, no vas a tener excusas. Si tienes algo programado de trabajo, entonces te recomiendo que pongas el despertador una hora antes y listo. Recuerda que lo puedes hacer en el gimnasio del hotel, en tu propio cuarto, en la calle o parque.

Realiza este compromiso y mantente con él. Y no importa como siga el resto de tu día, lo que has hecho te va a mantener en la línea correcta y sabes que has progresado con algo.

2. Domina el fino arte de la improvisación.

Si has visto los gimnasios de los hoteles, entonces no tengo que decirte que no son de los más completos con el equipo. Claro que puedes encontrar algunos muy buenos, pero la mayoría de las veces vas a encontrar solo un par de caminadoras, pelotas de caucho como de circo y unas cuantas mancuernas. Muchas veces no vas a tener tanta suerte. Es algo con lo que debes lidiar.

Muchas veces tienes que improvisar para poder ejecutar una muy buena rutina. Por ejemplo, una vez me tocó viajar a Ecuador y en el gimnasio del hotel lo único que tenían eran mancuernas de 20 libras. Me tocó improvisar y amarrar con una toalla dos mancuernas. Ahora tenía 40 libras. Sé que no es mucho peso, pero es mejor que 20 libras. Pude hacer altas repeticiones de remo y press de pecho y créanme que por sujetar la toalla tan fuerte para que no se me cayeran, mis antebrazos al día siguiente ardían en dolor. Improvisé y tuve un buen entrenamiento.

Realiza lo mismo cuando estés de viaje. Por ejemplo, no hay dónde hacer dominadas o suspensiones? Simplemente hazlas agarrando la parte superior de una puerta. Una vez que comiences a pensar fuera de la caja de herramientas y estés dispuesto a ser un poco creativo, vas a empezar a crear nuevas formas de entrenamiento que van a ser eficientes, divertidas y te van a servir en cualquier situación donde te encuentres.

Así que ya sabes, practica las dos reglas que te acabo de mencionar para que puedas mantenerte en forma mientras estás de viaje. Si las ejecutas correctamente, creo que pueden trabajar para cualquier persona en cualquier ciudad del mundo.

De Interés: Rutina Diaria de Pechadas y Dominadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *